Maddening Flames, la vuelta a los escenarios tras 25 años | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Maddening Flames, la vuelta a los escenarios tras 25 años

Maddening Flames nace como grupo en El Puerto de Santa María (Cádiz), compuesto por José María (batería) Juanlu (bajo), Manolo (guitarra) y Muni (voz). Activa entre 1992 y 1996, la banda alcanza el éxito nacional con dos discos: Wanderlust (1994) y Six ways to sunday (1995). Tras 25 años de ausencia, Maddening Flames decide retomar su camino en la música. ¿El detonante? La elaboración de un documental sobre el grupo en manos de José María, el batería de la banda.

Durante 6 años elaboras el documental A friendly fire, recopilando la historia del grupo sin contárselo al resto de miembros. ¿Por qué decides hacerlo?

José María: Decido hacer el documental por varios motivos. Llevábamos 24 años sin juntarnos los cuatro, había muchas cosas que se me estaban olvidando de nuestros momentos juntos. También en aquella época convivía con el alzhéimer que padecía mi madre. Todo se me juntó, y me hizo replantearme el tema de la memoria y los recuerdos. Además del mero placer de rescatar todo aquello, siempre he sido de guardar todos los documentos de las bandas en las que he estado. Decidí digitalizar todo lo que tenía, dándole forma hasta llegar al documental.

¿Es el documental el germen de la vuelta de los Maddening Flames?

José María: Evidentemente aquello fue el germen de la reaparición de la banda. En un principio pensé que era motivo del calentón del momento de la reunión, del momento emotivo cuando presenté el documental al resto. Pero después de unos días de reflexión, aquello fue tomando cuerpo. Teníamos intención de volver a juntarnos. Aunque te digo que yo al principio era reacio, siempre he pensado que segundas partes nunca fueron buenas. Pero pensándolo bien, si he sido el culpable de la reaparición, quién soy yo para negarme. Así que aquí estamos nuevamente.

La vuelta de la banda se da en un contexto en el que todo está digitalizado. ¿Cómo ha sido ese proceso de adaptación digital para un grupo que nació sin conexión a Internet?

Juanlu: Aunque no somos de la generación digital, ya que lo dejamos cuando esta comenzó a tomar fuerza, sí que hemos convivido con ella. Como aficionados a la música, hemos sabido adaptarnos a internet, a los cambios que esto ha supuesto y a la nueva manera de consumir música por medios de los servicios de streaming. Ahora bien, como viejos aficionados al rock que somos, mantenemos la necesidad y el atractivo que tiene el poseer la edición oficial de discos o vinilos de nuestros grupos favoritos. En la actualidad, como cualquier banda que resurge, nos adaptamos a las enormes posibilidades que las redes ofrecen para dar a conocer nuestra música.

maddening flames3.jpg

25 años sin Maddening Flames. ¿Han sido 25 años sin música para los integrantes de la banda?

José María: Totalmente apartado de la música solo ha estado Manolo, el guitarrista. El resto, en mayor o menor medida, hemos estado involucrados en otras bandas. Juanlu y yo, de hecho, solapamos el final de Maddening Flames con una banda que se llamó Driver 8. Por mi parte he estado en grupos como Tijuana, y Juanlu sigue en activo con su banda Brass Buttons. Muni ha colaborado con Biggot y otros a raíz del estudio que tiene su marido Paco Loco.

Después de todos estos años, ibais a dar vuestro primer concierto en marzo, pero este se ha aplazado por la crisis del coronavirus. ¿Cómo estáis viviendo la situación?

Juanlu: Nos hemos quedado a una semana de nuestro primer concierto después de 25 años. Pero bueno, no pasa nada. Quien ha esperado mucho, puede esperar un poco más. Lo importante es que esto acabe con salud para todos. Preparar el concierto nos ha traído la posibilidad de reencontrarnos, que es lo que quedará para nosotros. Tocaremos, eso seguro, y seremos la única banda en hacerlo tras 25 años y un coronavirus.

¿Cómo definís vuestra música? ¿Qué creéis que os diferenció del resto de grupos españoles en los 90?

Manolo: Lo primero sería la voz y la forma de cantar de Muni. Aunque hubo otros grupos con voces femeninas al frente durante los 90, creo que todos tenían mucha similitud entre ellos. Sin embargo, la manera en la que Muni ponía su voz en las canciones nos distinguía. Además, visto con la perspectiva del tiempo, en el segundo disco se ve que nuestra música evolucionó más rápido que para otras bandas de aquel momento, que tardaron en plasmar su evolución varios discos. También creo que nuestras canciones han soportado mejor el paso del tiempo, pueden sonar actual si las escuchas hoy mismo.

¿Cuáles fueron vuestras influencias musicales?

Manolo: Teníamos muchas influencias anteriores a los 90, pero también nos gustaban muchos grupos coetáneos de nuestra época. Éramos y somos auténticos devoradores de música, nos pasamos los unos a los otros los discos y artistas nuevos que caen en nuestras manos. Aunque tenemos gustos similares, cada uno tenemos estilos y bandas favoritos.

¿Cómo era un directo de Maddening Flames? ¿Planteáis incorporar cambios en los conciertos nuevos?

Manolo: En directo éramos bastante sobrios, nos dedicábamos a tocar nuestras canciones y punto. Es un debate que siempre tuvimos y que seguimos teniendo, porque algunos pensamos que hay que dar un paso más. En esta nueva vuelta, estamos colaborando con otros músicos en los ensayos para intentar ofrecer esa cosa que nos faltaba en aquel momento.

Algo que la música y los músicos de ahora deberían aprender del panorama musical de los 90:

José María: Asentarse y saborear un disco al completo con tiempo y gusto.

Un concierto que recordaréis siempre:

José María: El primero de todos ellos, en el Bar Búfalo de nuestro buen amigo Gonzalo.

Un lugar (sala, espacio, festival, etc.) donde os gustaría tocar en esta nueva etapa como grupo:

José María: En el teatro Pedro Muñoz Seca de nuestra ciudad. Eso significaría que el Covid-19 ha pasado a la historia y que arranca nuevamente la historia de Maddening Flames.

¡Compártelo!