Juego Sucio | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Juego Sucio

¿Cuál es su mejor momento?

A partir de 1955, Berry inicia una existencia vertiginosa. Aparece en varias películas y recorre todo el país con otros artistas juveniles. Todo esto sin dejar de grabar numerosos discos, veinte de los cuales llegan a las listas de éxitos.

Íntimamente, Berry aspira a convertirse en el rey del rock and roll, pero en su contra juega el color de su piel, la deficiente infraestructura de su compañía y la ausencia de un empresario a la altura de las circunstancias.

Chuck Berry - Too much Monkey Business (1956)

Tema de autoría propia y perteneciente a su etapa de gloria en Chess Records. Artistas como Bob Dylan y Johnny Thunders han reconocido la influencia de esta canción en sus obras.

cberry_tema2_0.jpg

En la mayoría de las grabaciones que Chuck Berry hizo con Chess Records, él se encargaba de las voces y guitarras, y estaba acompañado de Johnnie Johnson, pianista de su banda, el productor Willie Dixon al bajo y Fred Below a la batería.  Con ellos editó algunos de los mejores discos de la historia del rock y de la música popular. El éxito alcanzado con sus discos le permitió aparecer en películas como: Rock, Rock, Rock (1955), Mister Rock and Roll (1957), Go, Johnny Go! (1959) y el documental Jazz on a Summer's Day (1959).

¿Cómo cambia todo?

En diciembre de 1959, siendo una estrella consolidada, es propietario del club Bandstand de San Luis, donde reina la integración racial. Allí trabaja una joven camarera apache que conoció en Texas.

Esto no gusta a las autoridades. La muchacha es acusada de prostitución y Berry de tráfico de menores para propósitos sexuales. Finalmente, es condenado a pagar una multa de 5.000 dólares y a tres años de prisión.

Chuck Berry - Sweet Little Sixteen (1958)

Tema de su propia autoría. Es un buen ejemplo de la facilidad y sensibilidad que tiene para tratar temas juveniles, aun siendo un adulto.

cberry_tema1_0.jpg

La canción habla sobre una chica a la que le encanta el rock and roll y, cuando cumple dieciséis años, pide a sus padres como regalo que la dejen ir a un concierto. Describe como viste para la ocasión. Jerry Lee Lewis contó como una noche, durante su actuación en un concierto, prendió fuego a su piano para no ser eclipsado por Chuck Berry que tocaba después. Esto demuestra la grandiosidad de las actuaciones de Chuck Berry y el calado que tenía entre el público.

¿Qué hay al final de su carrera?

Cuando sale de la cárcel, en 1963, todo ha cambiado. Curiosamente, su figura se ha revalorizado gracias a jóvenes que han crecido durante sus años dorados. En Reino Unido multitud de bandas se declaran deudores de su música.

Pero contradictoriamente son estas mismas bandas, pertenecientes a la llamada Invasión Británica, las que acaparan su espacio. Considerado una vieja gloria, sólo volverá a ser recuperado, brevemente, durante los años hippies

Chuck Berry - Carol (1958)

Otra de sus grandes composiciones que nunca pasarán de moda. Ha sido un éxito interpretada por muchos músicos, tanto norteamericanos como extranjeros.

Carol es el prototipo de canción escrita por un pionero norteamericano del rock and roll y que un poco más tarde llega a Europa, donde es interpretada por los más grandes. Editada por Berry en 1958, fue versionada por The Beatles en 1963 y The Rolling Stones en1964. Keith Richards dijo, en 1971: «La música de los Stones gusta por las mismas razones que me gusta la música de Chuck Berry». Mientras que John Lennon añadió: «Dicen que Bob Dylan es el futuro del rock, pero yo prefiero a Chuck Berry cualquier día».

¡Compártelo!