Diablillos con actitud y rock and roll | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Diablillos con actitud y rock and roll

En los primeros años sesenta, en las arts schools británicas reina el intercambio de ideas  y experiencias entre jóvenes estudiantes. Este ambiente es el mejor caldo de cultivo para hacer descubrimientos, entre ellos la música negra.

Nacidos bajo la sombra de la bomba atómica, estos alumnos inquietos se sienten diferentes y reivindican el vivir el presente. Rechazan los convencionalismos de la sociedad puritana y apuestan por el placer inmediato. Se sienten outsiders y miran desde fuera a la sociedad que les cobija.

art school.jpg

Se refugian en la solidaridad de su grupo y manifiestan sus distancias con una nueva actitud e imagen que hacen visible con ropas y peinados inusuales. Simpatizan con la ética existencialista de los negros norteamericanos que les llega a través de los escritores de la beat generation. Viven los mismos dilemas y ambos resuelven su marginación con el desarrollo de un estilo de vida propio.

Estos jóvenes repudian las listas de éxitos, a las que consideran rancias y convencionales, y prefieren la autenticidad de los sonidos del jazz o el blues, donde se tratan las cuestiones que realmente les interesan: sexo, identidad o desafío. 

teds.jpg

El blues con ritmo les resulta irresistible y se convierten en devotos de esta nueva religión. A diferencia del jazz, que les parece más elitista y añejo, el blues les proporciona repertorio y actitud a jóvenes con poca experiencia profesional. Para ellos el rhythm and blues es un territorio ilimitado donde cabe todo: desde blues rural, hasta sofisticados grupos vocales como The Coasters. Las figuras más influyentes son: Muddy Waters, Howlin´ Wolf, Chuck Berry o Bo Diddley.

alexis Korner.jpg

Mientras puristas, como Alexis Korner o John Mayall, buscan las formas más primitivas y genuinas, otras bandas como The Rolling Stones hacen música para un público joven, ansioso de novedades en un mercado abierto por The Beatles. En un primer momento, se trata de música hecha por jóvenes inexpertos y con poco nivel pero logran imprimirle un carácter y estilos propios a base de acentuar el ritmo, subir el volumen del amplificador y reemplazar sutilidad por urgencia.

John Mayall.jpg

Estos discípulos reconocen públicamente su deuda con los músicos del gueto y les devuelven el favor llevándolos en sus giras. Los británicos dan una nueva carrera a maestros negros  ignorados por la América blanca. Pioneros del rhythm and blues británico convierten el blues negro de Chicago en un rock metálico y desenfrenado que llega a una gran audiencia de jóvenes.

También, pone las bases para la fértil década de los años sesenta, sirviendo de entrenamiento para numerosos talentos que muy pronto desarrollarán sus propios estilos y como punto de partida para que futuras estrellas de la guitarra (Eric Clapton, Jimmy Page o Jeff Beck) comiencen a despegar.

¡Compártelo!