Triángulo de Amor Bizarro: Tormenta eléctrica en la noche cordobesa | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Triángulo de Amor Bizarro: Tormenta eléctrica en la noche cordobesa

El final del verano llegó… y con él la vuelta a los conciertos en la sala Hangar de Córdoba; una sala que, pese a su juventud en la noche cordobesa, se ha convertido en uno de los referentes en lo que a la música en directo se refiere. Y esta temporada han vuelto con fuerza, dispuestos a ofrecer lo mejorcito del Indie patrio. No os perdáis la programación de conciertos, merece la pena.

Y para comenzar un plato fuerte (y muy fuerte), los gallegos Triángulo de Amor Bizarro. En una sala abarrotada, pero con espacio suficiente para marcarse unos bailes, la banda se subió al escenario dispuestos a dejarse la piel.

De repente, comenzaron con su habitual fuerza que fue in crescendo durante todo el concierto, en el que fueron desgranando tema tras tema toda su trayectoria, consiguiendo que se pusiera a dar saltos hasta el barman.

triangulo_de-amor_bizarro02.JPG

Un concierto lleno de garra de principio a fin, que alcanzó su mayor éxtasis con De la monarquía a la criptocracia que cerraba un concierto que a la mayoría nos supo a poco, pero que dejó exhaustos a Isabel y a los suyos, especialmente al batería Rafael Mallo que no paró de aporrear a tope cada uno de los temas, haciendo vibrar a los allí congregados. Hicieron bueno aquello de que si lo bueno es breve, dos veces bueno.

Los gallegos insuflaron la potencia de su música, plagada de reminiscencias de los grupos británicos de la escena Shoegaze-noise de finales de los ochenta, como Jesus and Mary Chains o My Bloody Valantine, combinada con las incisivas letras de sus temas. Ofrecieron un repertorio de todos sus LP’s que sonaron a una auténtica tormenta eléctrica que nos dejó con ganas de repetir.

En definitiva, una perfecta forma de empezar la temporada de conciertos otoñales y con un listón muy alto para todos los que vengan detrás.

¡Compártelo!