Plétora de delicadeza | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Plétora de delicadeza

El pasado 20 de mayo pudimos deleitarnos los oídos con el concierto de Maria Coma en la Sala Bikini de Barcelona, dentro de la gira de presentación de su último disco Celesta (Amniòtics Records 2013). Un trabajo resultado del premio Puig-Porret 2012, otorgado a la artista barcelonesa por un proyecto basado en la creación de un piano-celesta del estilo Baschet, la composición de un concierto con el mismo y la grabación de un disco. Pau Vallvé, colaborador habitual de la cantautora, se ha encargado de la producción del álbum que ha sido grabado en una masía de la comarca del Berguedà y para el que se ha construido un instrumento único: el clavi-nimbus, un teclado de diapasones amplificado con un globo.

La noche del martes, la Sala Bikini adquirió una atmósfera íntima y conmovedora con un delicado espectáculo sonoro y un estudiado juego de luces que desde el primer tema ya nos vaticinó como sería el concierto y con un público que se deshizo a aplausos al final de cada tema. Con una personalidad tímida pero que contrasta con el magnetismo y la seguridad que demuestra ante el público, descubrimos la capacidad de Maria en transportar al público oyente a momentos y lugares concretos a través de sus melodías. En este caso, canciones escritas en Berlín en una habitación con un piano mientras el invierno cubría de blanco las calles de la capital alemana. Transportándonos a ese mundo de melancolía y viaje interior de la cantautora.

En esta gira de Celesta se acompaña de una banda de lujo con Pau Vallvé a la batería, samplers y coros, Nico Roig a la guitarra y Marc Barrera en el bajo. En la Bikini, Maria, estrenó el looper y el sampler, donde ella misma gravaba en directo piano y voces creando nuevas y personales sonoridades.

Reivindicamos los artistas multidisciplinares que hacen vibrar todos los sentidos.

¡Compártelo!