Joe Crepúsculo, en la Juglar | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Joe Crepúsculo, en la Juglar

Joe Crepúsculo

La acogedora sala (minimalista para la demanda) se fue llenando poco a poco para llegar a su aglomeración álgida tras ver pasar entre el respetable al esperado Joe CREPUSCULO. [En la previa se dejó caer por allí el creador* del videoclip de Planilandia]

El show comenzó unilateralmente, con Dj Crepus tritecleando tirando de Nord electro 3 y Korg principalmente. El primer ariete sónico lo protagonizaría Nuevo amanecer, patentizando potencia desde los primeros chispazos.

A raíz de eso sería un no parar encapsulado de indietrónica bailonga y divertida facturada con versos juguetones y de estribillos bien trazados (escúchese por ejemplo La canción de tu vida), como se demostró en la implementación de coros incondicionales como «toda la noche Bailando en el lavabo».

Luego nos sorprendería con Jade pero los momentos in crescentes cumbre empezarían con Leyenda acompañado por la ultraperformance de El alacrán* [reseñable apoyo logístico de Raúl Querido ayudándole con un micro algo travieso], personaje dónde los haya: automotivadísimo desde la primera milésima de segundo cual Cristiano Ronaldo, haciendo gala de la electrónica más cañí y lanzada con sus bailes siderales implosionantes y genuflexiones admiracionales varias quitándole protagonismo al propio y bueno de Joe (que se fue autoiluminando hit tras hit llevado en volandas por su inagotable compañero de juerga arácnido, un paso más allá incluso del gran Aaron Sáez que ya seguiría al pie del cañón hasta el final).

Con Batalla de robots tuvo lugar una explosión dance que sobrevolaba la cima del momento cada vez que sacudía con su lema «ven y lucha» efervescente y estallante con una audiencia ya voluntaria y totalmente abducida.

Después de Tus cosas buenas cerrarían con Mi fábrica de baile para el goze de sus más fieles correligionari@s en ocasiones echando mano de bailoteos grunge.

El primer concierto del año, el primero de muchísimos más. Un año que promete emociones fuertes y sentidas sobre las tablas y alrededor de ellas.

Coleteó la noche dando viajantes y entrañables tumbos hippies para rematar la última jugada hablando con 2/5 de Miss caffeína, gente muy maja y cercana, como debe ser.

[Joe Crepúsculo. 10 enero 2014] A-sinte-bailo

¡Compártelo!