Jazz en noviembre en el Central | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Jazz en noviembre en el Central

Jazz en noviembre en el Central

Como cada año, el jazz acudió a su cita con el Teatro Central en Sevilla con los primeros fríos de noviembre, coincidiendo con el Festival de Cine Europeo. Y como de costumbre, pese a los rigores de la crisis y el sinsentido del IVA cultural, la organización confeccionó un cartel de lo más interesante.

Para empezar, el miércoles 13 nos encontramos con una sesión doble que comenzó con la deliciosa voz de la brasileña Luciana Souza. Apoyada tan solo a la guitarra por el solvente Luciano Romero, la propia Luciana se acompañó a la percusión, desgranando con su cálido fraseo una bossa nova con clara vocación jazzística. Y tras la calma intimista, llegó la tempestad. El saxofonista Abdu Salim regresó a la ciudad en la que 30 años antes había plantado la semilla del jazz, acompañado por el trío de su hijo, Daahoud Salim, un joven y prometedor pianista. Con José Luís Martín al contrabajo e Iván San Juan a la batería, Abdu disfrutó y se entregó bailando y tocando transformado en un torbellino interpretativo. También subieron al escenario como músicos invitados Manuel Calleja y Jimmy Castro, escenificando el reencuentro.

La noche del jueves, Francesco Bearzatti y su Tinissima Quartet trajeron su aire fresco y carente de prejuicios. Hicieron disfrutar al público de lo lindo con su último proyecto, Monk and Roll, en el que las composiciones del gran Thelonious se fusionan con temas clásicos de la música pop y del rock (Pink Floyd, Queen, Michael Jackson, Aerosmith, The Police o AC/DC entre otros). Destacó la complicidad del saxo de Bearzatti con la trompeta de Falzone. El éxito del concierto se hizo palpable en el entusiasmo del público asistente y en la cantidad de discos que se vendieron a la salida.

El viernes 15, coincidiendo con el concierto de Chucho Valdés y sus Afro-Cuban Messengers en el Maestranza (yo ya me he matriculado en un curso intensivo de ubicuidad para no tener los mismos problemas el año que viene), volvimos a disfrutar de doble ración. Abrió la noche el incombustible Lee Konitz, que a sus 86 años se presentó en el Central sin ningún tipo de amplificación y acompañado solo por el ambidiestro Dan Tepfer al piano (impecable). Tristaniano hasta la médula, Lee rejuvenece en el escenario en el que mantiene la misma lucidez improvisadora de siempre y un concepto jazzístico que lo mantiene eternamente moderno. A la leyenda, le siguió el pianista sevillano Juan Galiardo espectacularmente acompañado. Junto con Jerry Bergonzi (saxo), Joe Magnarelli (trompeta y fiscorno), Dave Santoro (contrabajo) y Andrea Michelutti (batería), presentó su disco Newsteps, una propuesta elegante y sobria. Un acierto de la organización dar cancha a nuestros valores jazzísticos.

Se guardó para la noche del sábado el plato fuerte. El mexicano Antonio Sánchez, uno de los bateristas más brillantes del panorama actual, reconocido por sus colaboraciones con músicos de la talla de Danilo Pérez o Pat Metheny, presentó su último trabajo New Life en formación de cuarteto. Un trabajo interesantísimo, con un jazz de conceptos progresivos no exento de toques de vanguardia. Acompañado por David Binney (saxo), John Escreet (piano) y Matt Brewer (contrabajo), Antonio Sánchez dio todo un recital de maestría y originalidad, con sus novedosos esquemas rítmicos y su toque impecable en los polirritmos. El preludio perfecto para el TAMTAM DRUMFEST SEVILLA del domingo, evento fuera de abono. Una celebración de la percusión que se ha convertido en referencia para bateristas y percusionistas y con el que se puso el broche de oro a esta semana de jazz con músicos de la talla de Mike Mangini (Dream Theater), Peter Wildoer (Darkane, Annihilator), Joe Blackwell (Prince), Benny GReb, Ramón Ángel Rey (Abe Rábade), o el mismo Antonio Sánchez.

En resumen, como de costumbre en el Central, un cartel en el que pesa más la calidad, la originalidad y la variedad que los nombres. Inteligente apuesta.

¡Compártelo!