Iñigo Coppel: juglar a destiempo | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Iñigo Coppel: juglar a destiempo

La del músico ha sido siempre una vida de inadaptación e inconformidad con el entorno. Hablámos, claro, de verdaderos artistas con una necesidad de transmitir de una forma concreta y sin condicionantes. De la figura del compositor anacrónico que en 2016 hace rock inspirado en los setenta, del que en los ochenta piensa en el futuro de la música y utiliza sintetizadores y del que, pasen los años que pasen, se coloca una camisa con volantes y canta bulerías de principios del siglo pasado. Esa intempestividad estilística de nostálgica rebeldía una veces y revolucionaria transgresión otras tantas.

De moverse libremente en el tiempo y la historia sabe bien Iñigo Coppel (Getxo, 1977), juglar del siglo XXI autoproclamado, reconocible y reconocido. Lo es por lo que hace, no solo canta canciones, cuenta adictivas historias de surrealista cotidianeidad. Como una secuencia de Berlanga, cargadas de ingenio,humor inteligente y escritas en un estilo y vocabulario sencillo. Acordes de guitarra y la charla de taberna, a veces inverosímilmente cómica y otras de profunda reflexión oculta bajo un tratamiento irrespetuoso ante la preocupación por la muerte o la difícil vida del trobador a pie de calle. 

coppel_1.jpg

Ahora, se encuentra pegándose tortas con el mañana para sacar Nobles Salvajes, el disco en el que trabaja, que supondría el quinto en su carrera de cantautor del medievo, y que se está financiando a través del crowfunding. Coppel viaja al pasado en sus canciones para traer historias a nuestro presente, y desdibuja la crueldad paliada a base de costumbre de las relaciones sociales en el presente para que nos planteemos nuestro futuro. Como un espejo que deforma, de manera acusadora y cómica, nuestro día a día. Como una nave del tiempo en la que montarse y ver en primera persona si vamos hacia atrás o hacia delante.

¡Compártelo!