Gilbertástico y El que corre con los búfalos | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Gilbertástico y El que corre con los búfalos

Gilbertástico está terminando la gira de su último disco El que corre con los búfalos. Un álbum vital y sosegadoque sigue descubriéndose en las salas españolas.

Gilberto Aubán nació en Valencia. La vida lo hallevado a la música, y es en su música donde se ve esa pequeña revolución: la de vivir con arrojo y pasión. En sus canciones, como en un reflejo, se puede ver esto y más. Así es El que corre con los búfalos, un reflejo en el agua, una brisa fresca, una pasión libre de ataduras.

Gilbertástico surgió en 2006 y desde entonces sigue al pie del cañón, componiendo nuevas melodías e inmersos en diversos proyectos. Han publicado, con este, seis discos. El grupo está compuesto por Gilberto Aubán a lavoz, el piano y la guitarra, Antonio Iglesias a la batería y los coros,
Exequiel González con el chelo y los teclados, Jorge Lorán con el bajo y los coros y por último, Luis Alcober con la guitarra, el piano y la trompeta.

Gilbertástico es un grupo inconmensurable, indefinible y único, aunque mejor lo define el propio Gilberto.

¿De dónde nace el nombre de vuestro último disco, El que corre con los búfalos?

El nombre fue cosa de la “Hija de los Árboles”, que como habréis visto es una de las protagonistas del disco. Ella dijo que si hubiera nacido indio nativo americano ese habría sido mi nombre. También que yo era capaz de salir corriendo y unirme a una manada de búfalos que pasaran al trote. Además de esto, ella misma compuso una canción con ese mismo título y, como homenaje, decidí llamar así al disco. Creo que al final el sentido último era dar un par de pasos fuera de la ciudad, en dirección al campo, más psicológica que literalmente.

El que corre con los búfalos, ¿en qué corriente musical podría situarse?

En Gilbertástico una de las premisas es que las influencias existen porque no queda más remedio, pero nunca me he sentido atraído por ningún estilo más que por otro, salvando la música clásica o la admiración que tengo por grupos como Gorky’sZygoticMynci o Franco Battiato. Por ello es un disco que toca el  free folk, el romanticismo electrónico, el clasicismo modernizado y al mismo tiempo de alguna manera es canción de autor (que no de cantautor).

Dado que mantiene una línea muy coherente, ¿cuál es el hilo narrativo del disco? ¿Qué pretende transmitir?

La primera canción 23-F habla de policías que pegan a chavales; la segunda de los proyectos a largo plazo, Planteando; la tercera, Canción de cantautorhabla de la seguridad vial y del aislamiento de los individuos ante los sentimientos de los demás; la cuarta, De-cadencias habla de la irresoluta vida nocturna que algunos de buen grado conocemos… Como ves no hay un hilo narrativo más allá de la fascinación por la literatura del mundo real.

En palabras de vuestra web, El que corre con los búfalos en un disco que remite al hombre en la naturaleza, ¿cómo logra la música acercar al hombre a la libertad?

La música puede ser un entretenimiento, una salvación, un hobby, un trabajo… pero lo cierto es que cuando una persona es capaz de divertirse con un trozo de madera que hace notas musicales tiene un fiel amigo que nunca le abandonará. No necesitará tablets, ni móviles, ni redes sociales, ni dinero… todo es posible cuando sabes tocar un instrumento, nunca estarás sólo. Es una buena forma de acercarse a la libertad.

Es representativo, que la portada del disco sea un corazón con la boca abierta, ¿qué nos quiere decir Aitana Carrasco, la ilustradora, con este trabajo?

Habría que preguntarle a ella, pero bueno, el método a seguir fue: le pasé el disco, muy a sabiendas y conocedor de su alucinante estilo y un día quedamos para que me lo enseñara. Poco pude objetar, yo mismo me quedé con la misma expresión de la portada. Puedo lanzar la moneda al aire y querer adivinar qué quiso «decir mirad, ahí dentro hay mucha sangre, sangre bonita». En cualquier caso la portada es espectacular, conmino a todo el mundo a que eche un vistazo a la obra de Aitana Carrasco, si no la conocen todavía. Ha ilustrado decenas de libros infantiles de “nuevo corte”, increíbles. Ojalá cuando fui niño hubieran existido libros así.

gilbertastico2.jpg

El que corre con los búfalos, tiene un ritmo más calmado y profundo con respecto a HeilGilber, ¿a qué se debe este cambio?, ¿cómo ha evolucionado vuestra música desde sus inicios hasta hoy?

Eso siempre se sabe a posteriori, pero bueno, creo que mi intención final es repetirme lo menos posible. El siguiente disco no va a ser como los búfalos. Creo que sólo se vive una vez y hay tanta música que centrarse en una forma de hacerla es una injusticia. Intentando que la coherencia sea mi propia primera persona, de HeilGilber a los búfalos quise hacer algo más orgánico, sobre todo más sosegado, pero lo cierto es que no lo supe hasta haber terminado todas las canciones. La evolución en estos últimos 10 años ha sido más en la intención: de más jovencillo todo tenía todavía más humor intrínseco, incluso el humor era a veces el único motivo. Han ido sumándose muchas otras emociones y, por ejemplo, a nivel técnico, ahora intento producir lo máximo posible en casa para que todavía sea más personal, y después en estudio ya termino con Fernando Polaino o con quien vaya a trabajar. Antes iba al estudio a grabar todo y me dejaba llevar, ahora intento sujetar el timón en la medida de lo posible, y eso tiene resultados diversos y divertidos.

¿Cómo está funcionado el nuevo disco? Esta era la primera vez que Gilbertástico aparecía en vinilo, ¿qué tal ha sido la acogida?

Pues funcionó bien, ahora que ya estamos a punto de estrenar cosas nuevas digamos que estamos en su última etapa y sigo presentando sus canciones. La verdad que la gente que es aficionada a la música es fácil que tenga tocadiscos o que valore ese plus de autenticidad que parece otorgar el vinilo. De todas formas yo no le tengo ningún asco al cd, creo que es un formato que en otras cosas es mejor, y al fin y al cabo la música no entiende de formatos. Lo hice en vinilo porque me gustaba y porque mi sello GranjaBeat me ayudó para llevarlo a cabo. Si no, hubiera salido sólo en cd, y no creo que eso le hubiera restado valor. Pero bueno, ya que me preguntas, aún quedan algunos vinilos y quien lea esta entrevista si desea uno creo que aún llega a tiempo.

¿Continuaréis este año promocionando el último disco? ¿A dónde tenéis previsto viajar?

Este año, así a bote pronto estaré el 25 de marzo en el festival MIMA de Alcoy, el 8 de abril en las Naves de Valencia abriendo para Joaquín Pascual y el 20 de mayo en Albacete. De alguna manera los búfalos van a ir conmigo un tiempo más pues mi siguiente proyecto es algo un poco experimental que dura sólo 15 minutos, así que en las presentaciones seguiremos tocando canciones de los discos anteriores.

Uno de los sueños de Gilbertástico, es tocar por todo el mundo, ¿cambiaría algo de su esencia para satisfacer a un público internacional, como el idioma de sus canciones?

El caso es que muy políglota no soy, me apaño un poco con el inglés, con más insolencia que conocimiento, pero el único idioma que más o menos domino es el castellano (y el valencià, por supuesto). Por tanto, no me veo componiendo en otros idiomas. Todo se puede adaptar y todo se puede traducir en un momento dado, pero no, realmente, llevamos 60 años oyendo música en inglés, francés, italiano… y no precisamente entendiéndola al 100% así que no veo por qué gente del mundo no debería escuchar una música en un idioma que no entiende. Y, por otro lado, el castellano es la segunda lengua del mundo, después del chino. Creo que seguiré con él. Componer en un idioma que no dominas es una cosa que no entiendo mucho, ni sé cómo se las apañan los que lo hacen ni sé qué cara se le queda a un anglo parlante cuando te oye chapurrear su lengua, imagino que la misma que se nos queda a nosotros cuando escuchamos a un yanqui que se ha aprendido una canción de Estopa y la canta en un micro abierto. 

¿Estáis trabajando ya en nuevos proyectos?

Mi nuevo trabajo es un micromusical de la Primera Guerra Mundial, lo que te contaba arriba, una especie de teatrillo histórico, muy divertido, la verdad. Espero que esté en el buzón de Poplacara antes del verano.

¡Compártelo!