Galería Roja, punto de encuentro | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Galería Roja, punto de encuentro

Hoy en Poplacara escribimos sobre algo diferente, especial. Entrevistamos a los creadores de La Galería Roja, un espacio cultural donde disfrutamos en exclusiva de un concierto de My Yellowstone. Así que esta semana no perdáis de vista nuestras publicaciones porque en breve estrenamos su entrevista.

Esta galería de arte sevillana es mucho más que eso, como nos cuentan David Rodríguez y Lola Zahínos, sus fundadores. Exposiciones, talleres, estudio fotográfico... punto de encuentro cultural enfocado al mundo del diseño, la ilustración y la fotografía. Ellos mismos nos relatan su difícil andadura hasta convertirse en un referente para el arte más joven y fresco en la capital andaluza. Y nos invitan a todos a visitar hoy jueves la inauguración de la exposición del artista sevillano Sergio Pavón.

«Siempre intentamos que la gente pueda usar el espacio para todo lo que necesite, pero esta experiencia musical nos ha encantado»

Llegamos a la estrecha callecita donde se ubica la galería, moderna y atrevida entre el clasicismo inherente a la ciudad. Y en la puerta, nos espera una simpática pareja que desprenden naturalidad y pasión por lo que hacen.

Pregunta: ¿Qué es La Galería Roja?

Respuesta: (Lola) La Galería Roja es un proyecto que empezamos para cubrir el vacío cultural que ha habido siempre en Sevilla, no porque no hubiese galerías sino porque son pocas. También queríamos tener un estudio de fotografía y realizar actividades culturales. En realidad, todo lo que pudiéramos. De hecho, cada vez salieron más cosas y ya incluso, ofrecemos talleres de todo tipo; somos distribuidores de libros Taschen, vendemos cámaras analógicas, ¡hacemos de todo!

P: ¿Cómo empezó el proyecto?

R: (David) En principio, los dos estábamos en paro. Yo había dejado de ejercer la docencia y pensamos que era un espacio que había que cubrir. Tuvimos esa idea, ese ímpetu y ganas. No nos hemos cerrado a nada, somos algo más que una simple galería de arte.

P: ¿Cuánto tiempo lleva funcionando?

R: (Lola) Un año y medio.

P: ¿Habéis cumplido algunos de vuestros sueños desde que empezó este proyecto?

R: (Lola) Nosotros estamos contentos. Lo que pasa es que el principio fue muy difícil. No tuvimos apoyo de nadie ni a nivel personal (salvo los cuatro amigos de siempre) ni tampoco institucional; cero. A veces, estuvimos a punto de tirar la toalla. (David) El único apoyo que hemos tenido por ambas partes es el apoyo familiar, gracias a ellos pudimos realizar esta iniciativa.

Somos los dos personas románticas, pero también muy pragmáticas. No creo en los sueños, yo creo en las realidades. Y éstas son el trabajo del día a día. Sólo quiero que mi negocio se mantenga y atender una brecha de demanda en Sevilla en torno a la cultura.

P: De acuerdo, no tenéis sueños, pero objetivos sí ¿no?

R: (Lola) Bueno, ¡yo sí que tengo sueños! (risas) O sea, me parecen lo mismo que objetivos. Si además hace 3 años me dicen que iba a estar aquí, no me lo hubiese creído. Y para mí es muy importante, pues siempre me ha gustado muchísimo el arte desde que era pequeña y poder conjugar tanto traer gente que exponga como dar cursos y aprender de ellos y, a parte, seguir haciendo fotografía es increíble. No me puedo quejar.

(David) Nos ha sorprendido mucho la acogida y el impacto en la ciudad. Por ejemplo, el último workshop impartido por Eloy Morales ha tenido tal repercusión que todos los alumnos han venido desde fuera de Sevilla, e incluso, una señora ha venido desde Puerto Rico. Y también creo que las exposiciones que estamos consiguiendo son de bastante nivel. La próxima es de Sergio Pavón, artista sevillano que debería estar en el Moma (risas). Creo que la línea es ascendente, sin perder un ápice de calidad.

P: El trabajo más importante que habéis realizado hasta la fecha.

R: (Lola) Me gustan todos, pero tenías ganas de trabajar con algunos que nunca habían expuesto en España, como la del director de cine Francisco J. Gómez Pinteño y el artista plástico José Hinojo.

(David) No soy capaz de hacer una retrospectiva y quedarme con una, la verdad sería injusto.

P: Y al trabajo que más cariño le tenéis, ¿tal vez el primero?

R: (Lola) Pues el primero fue muy difícil porque no fue la exposición que teníamos pensada. Se nos cayó la que teníamos organizada y tuvimos que preparar otra en tan sólo 3 días. Un recuerdo poco precioso. Me sigo quedando con el que ya he dicho, sobre todo, porque lo pasamos muy bien montando la exposición.

(David) Bueno a mí me gusto muchísimo un certamen de Arte Emergente, que volveremos a realizar en julio y le dimos la oportunidad a gente de toda España. Me quedo con ese aire nuevo fuera del circuito de galerías tradicional.

P: Habéis comentado la carencia de la ciudad, ¿cómo veis el panorama cultural antes y después de La Galería Roja?

R: (Lola) Pues se dio la casualidad de que abrieron varios sitios al mismo tiempo que nosotros y con eso estábamos encantados, mientras más sitios haya mejor. Creemos que desde que abrimos ha habido un cambio.

(David) No es por ser pretencioso, pero parece que fue como un punto de eclosión para la apertura de otros muchos espacios. Todos con un aire innovador para un público nuevo, joven y con otro tipo de inquietudes.

P: Recientemente habéis acogido el concierto de My Yellowstone, ¿qué tal la experiencia? ¿Ya habíais hecho algo musical antes?

R: (Lola) Bueno grabamos en directo un programa de radio de Noches en la Luna. Eso y algunos cortos porque nos encanta que la gente use nuestro espacio. Pero la experiencia con My Yellowstone me encantó. (Ambos) Son buenísimos.

P: A la hora de exponer... ¿música o pintura?

R: (Ambos entre risas) Música

P: Día o noche

R: (David) Día. (Lola) Noche

P: Analógico o digital

R: ¡Analógico!

 

 

 

¡Compártelo!