España se pasa el verano de festivales | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

España se pasa el verano de festivales

Las rutinas veraniegas van cambiando con el paso de los tiempos. Si antes era habitual planear nuestras vacaciones en función de la pareja o de los amigos, ahora las cosas son diferentes. Y es que los festivales de música, auténticos reyes del verano, se convierten cada año en referencia para planes de ocio. Nuestro país es uno de los lugares donde este tipo de eventos tiene más arraigo, además darse un clima propicio para disfrutar de nuestros artistas favoritos cuando llega el buen tiempo.

El primero de los que queremos destacar es el Low Festival. Desde que celebrara su primera edición en 2008, la localidad alicantina ha mutado a espacio para gente joven y con talante moderno en los días de más efervescencia veraniega. Podríamos destacar su magnífico cartel, donde van a estar muchos grupos de referencia, pero preferimos asegurar que por 65€ hay diversión garantizada el último fin de semana de julio.

Nuestra lista continúa con FIB. Una reunión con sede en Benicàssim que empezó en 1995 y que fue la primera piedra para asentar el papel de las tierras de levante como ecosistema más que propicio para los festivales de verano. Los que han asistido dicen que merece la pena estar allí al menos una vez en la vida, así que si todavía no lo conoces... El bullicio se concentra en los días que van del 14 al 17 de julio, pero es posible adquirir tickets por jornada a buenos precios.

Vayamos ahora al norte para cantar las excelencias del BBK Live. Con sede en Bilbao, su gran activo es haberse hecho popular en un momento en que el concepto festival era todavía algo ajeno en nuestra cultura. Tras una década consolidando su prestigio, este año celebrará su undécima edición del 29 de julio al 2 de agosto. A día de hoy, su cartel es de primer nivel y atrae prácticamente a cualquier etnia urbana.

Y cómo no hablar del Sónar. Con más de dos décadas de vida en una Barcelona que presume con razón de ser cosmopolita, este acontecimiento se ha ido reivindicando a la vez que el abanico de su target iba en aumento. Si en sus inicios era considerado una maratón de música electrónica en la que su público era más bien gente rara, ahora es todo lo contrario. Aquél que se precie de ser un experto en tendencias no dudará en comprar su entrada. Sus talleres, clases magistrales o acciones solidarias se suman a su espectacular oferta musical para convertirlo en imprescindible.

Terminamos nuestra propuesta con el Arenal Sound, un festival que confirma a la Comunidad Valenciana como una zona propicia para la música al aire libre. Casi una semana ininterrumpida de jolgorio en Burriana (Castellón) a principios de agosto y con la playa al lado. El ya mítico Arenal presume de ser uno de los más accesibles para cualquier bolsillo.

¡Compártelo!