Ellos en Contraclub | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Ellos en Contraclub

El azote indi de Guille Mostaza

Entrar en un garito/sala/lugar para el bolo y empezar a escuchar Lori Meyers y salir después de una hora y media de show, música y diversión escuchando Cumpleaños total se me antojan un prólogo/épilogo grande y con buen gusto.

Tomándose el posicionamiento bajo los focos con una calma y pausa admirables Ellos, o lo que es lo mismo Guille Mostaza y Santi Capote ofrecieron un concierto multimedia interactivo divertidísimo y que no dejó a nadie indiferente.

Guille, enfant terrible del indie patrio, con la colaboración de Santi que jamás abandonaría tampoco su pintona Fender, no dejaría casi títere con cabeza en sus geniales arrebatos y acometidas intercancioniles: Love of lesbian, Dorian, León Benavente, Second o Wilco fueron víctimas de sus viperinas imitaciones e ironías y no ironías varias para ir dando forma a un evento original, cachondo y positivizante.

La dupla sónica Mostaza-Capote ofreció un recorrido por todo su buenísimo repertorio seleccionando sus mejores hits aderezados con un apoyo audiovisual míticoretro que no sería justo pasar por alto: Lengua viperina (himno de la última y gratamente sorpresivizante etapa del grupo), En tu lista, Tú primero, Dicen que te vas y Hasta el final entre las 6 primeras.
Le seguirían otro
temazo recién horneado, Aunque te rías de mí, Cerca (prologada mediante una fricada barriosesamil) y Campeón, clímax y hora punta dónde Guille se mostraría magno regalándole el micro a las superfans ultragroupies más correligionarias de primera trinchera.

El cuarteto final sería para El anillo, Diferentes, Lo dejas o lo tomas y El regalo, momento en el que ya valía casi todo y en el que más de uno y de una no rechazaría la invitación de saltar a las tablas para marcarse los momentos finales junto al simpático dueto.

Lo dicho, una noche de fiesta y hitazos dual, bifurcada y retroalimentaria dónde Ellos y los presentes en el acogedor Contraclub no pararon de pasárselo bien, vaya lo que debe ser todo concierto.

 

¡Compártelo!