Phantom Radio | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Phantom Radio

Phantom Radio podría considerarse como el final de una trilogía iniciada con Bublegum (2004), y continuada con Blues Funeral (2012). Tiene el aspecto de un final de trayecto sonoro, de una depuración a la que si se sigue insistiendo puede llevar al aburrimiento del oyente. Si por el contrario realmente acaba aquí, quedará como un gran cierre de etapa del ex-cantante de Screaming Trees.

La carrera en solitario de Mark Lanegan ha sido hasta el momento de una solidez y una coherencia intachables, consiguiendo que un discurso a priori limitado a un género sonara en cada nueva propuesta fresco, moderno, y con un espíritu de búsqueda constante.

Ya en su noveno disco si contamos los dos de versiones, nunca antes las guitarras habían quedado tan en un segundo plano como en Phantom Radio. Lo que predomina aquí son esos medios tiempos ambientales a base de teclados, bases pregrabadas y artilugios electrónicos que poco a poco iban asomando en sus anteriores trabajos, y hay que reconocer que la jugada le ha salido mayormente bien. Así tenemos buenos temas como Floor of the Ocean, el groove de The Killing Season, Seventh Day (aunque excesivamente repetitiva), el precioso lamento de Waltzing in Blue, predicciones religiosas en Judgement Time, o el sencillo de adelanto Harvest Home, una vibrante pieza que es de lo más movidito del disco.

Es cierto que en términos generales Phantom Radio tiene muchos más aciertos que fallos, pero también lo es que todo suena tan etéreo y ensimismado que uno tiene la sensación que el disco transcurre sin apenas darse cuenta, sin momentos concretos que causen algún tipo de sobresalto o sorpresa. Eso es lo que le pediríamos al bueno de Mark en su próximo proyecto.

¡Compártelo!