FIB 2019, domingo | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

FIB 2019, domingo

Último día y ya medio camping vacío. Las endorfinas a montones, pero el cansancio acumulado y el calor aplastante hacía que no te quisieras mover de la ducha y/o de la playa. Por ello, llegamos algo más tarde de la cuenta, mientras Cariño, Cupido y Soléa Morente hacían de las suyas.

CUPIDO_poplacara.jpg

SOLEAMORENTE_poplacara.jpg

Cherry Glazerr nos hizo flipar la hora de espera a George Ezra. Con un vozarrón que no le cabía en el pecho, Clementine Creevy y los suyos encendieron la llama del grunge y garaje-rock. De rojo, haciendo alusión a su nombre, dulce y punzante. 

CHERRYGLANZXER_poplacara.jpg

Y, súbitamente, aparece una cuenta atrás la cual no se llega a activar. La famosa Don’t look back in anger de Oasis crea la nostalgia entre los fibers. Y cuando parece que se empieza a restar, surge antes de lo previsto. El británico más divertido (Geroge Ezra según el propio FIB) salta al ritmo del característico saxofón de Don’t Matter Now. Cuatro plataformas lo rodean: el teclista con unas maracas, un bajo y una guitarra, un batería y tres coristas con instrumentos de viento. La fiesta ha empezado. George Ezra tiene la capacidad de teletransportarte a la más apaciguante Barcelona y, al segundo, que la incontrolable Paradise provoque que la que tienes al lado te amenace con romper tu cartel. Y sí, George Ezra me felicitó por mi cumpleaños. Lo conocieras de antes o no, te gustase más o menos, a todos se nos hizo megacorto. ¡Más para la próxima!

GEORGEEZRA_poplacara.jpg

Durante cenábamos, asistimos al plato fuerte del domingo: Franz Ferdinand nunca falla. Su dance-punk puso a bailar hasta a las piedras. Directazo. De Diez. Versionaron sus propios temas, alargaron otros, hicieron lo no escrito porque el público se sintiera subido al stage con ellos. ‘Lucky, lucky, you’re so lucky’. Y tanto.

FRANZFERDINAND_poplacara.jpg

Luz tenue en el escenario y comienza la proyección de una recopilación de videos e imágenes. De fondo, numerosos titulares que reflejan el gran éxito del último cabeza de cartel y que marcaría el fin del FIB 2019, Vetusta Morla. Fue así como hicieron homenaje a Un día en el mundo, el famoso álbum que hace 11 años los catapultó a la fama. Su actuación fue impecable, aunque había opiniones opuestas, la de sus seguidores más recientes. Con sabor agridulce, ya que esperaban impacientes algunos de sus hits más recientes. Los de Tres Cantos se mostraron enérgicos y lo dieron todo, todo. Para finalizar, el mejor momento del concierto ocurrió cuando Puncho saltó la valla que separaba el escenario del público y los más alejados tuvieron la oportunidad de ver correr entre ellos al cantante, mientras otros miraban desorientados las pantallas intentando localizarlo.

Terminan aquí cuatro días de euforia. No sabemos qué será del FIB el año que viene, pero bienvenido vuelva a ser. ¡QUE VIVA LA MÚSICA!

Es cierto que la edición del FIB 2019 no estuvo a la altura para muchos. No se cumplen 25 años todos los días. Pero no fue motivo de fraude. Faltaron sorpresas, pero los artistas, en gran medida, superaron todas las expectativas. Al igual que la organización (de la cual deberían aprender otros festivales españoles), las limpísimas instalaciones y las cortas colas para pedir hicieron de este los cuatro o siete días más bien aprovechados del verano.

PUBLICO_poplacara.jpg

¡Compártelo!