Tutti Frutti | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Tutti Frutti

¿Cuándo le llega el éxito?

Mientras lava platos en la estación de autobuses de Macon, envía una cinta a la discográfica Specialty, de Los Ángeles, que a los seis meses contesta con un billete de avión a Nueva Orleans, donde aterriza en 1955.

Después de varias sesiones de grabación infructuosas a causa de los nervios, el productor, Bumps Blackwell, lo escucha mientras ensaya una melodía al piano. La caza al vuelo y nace Tutti frutti, su primer éxito.

Little Richard - Tutti Frutti (1955)

Tema compuesto por el propio Richard Penniman junto a Dorothy La Bostrie. Contiene el clásico A-wop-bom-a-loo-mop-a-lomp-bom-bom, onomatopeya del sonido de la batería.

lr_tema2_0.jpg

Por sugerencia del músico Lloyd Price, Little Richard envió una demo con dos canciones a Art Rupe, propietario de Specialty Records. Rupe, un empresario blanco enamorado de la música negra, quedó impresionado y organizó una sesión de grabación para Little Richard en los estudios J&M, del ingeniero Cosimo Matassa en Nueva Orleans. Dirigida por el productor Robert “Bumps” Blackwell, estuvo acompañado por la banda de Fats Domino, ídolo de Richard, que incluía músicos de la talla de Alvin "Red" Tyler, Huey “Piano” Smith y Earl Palmer.

¿Qué viene después?

Tutti Frutti marca un punto de inflexión en la carrera de Little Richard. En ella se encuentran varios de los rasgos musicales que caracterizan al rock and roll. Para Richard supone encontrar la línea en la que orientar su estilo.

Le siguen espléndidas creaciones de puro rock and roll negro, excéntrico y alocado, que inyectan saludable desenfreno en una sociedad poco tolerante. Piensa que por encima de  todo está la pasión por la vida.

Little Richard - Rip it up (1956)

Canción compuesta por John Marascalco y Robert "Bumps" Blackwell. Es otro de los temas en los que Little Richard muestra su visión del rock and roll.

lr_tema3_0.jpg

La innovadora visión de la música de Little Richard y su vitalista actitud han servido de inspiración para músicos de todas las épocas. Sus temas han sido versionados por estrellas como Bill Haley, Elvis Presley o Chuck Berry. Aunque, donde tuvo más impacto fue en los grupos británicos de los años sesenta. «La primera canción que yo canté en público fue Long tall Sally, de Little Richard. Cuando los Beatles comenzaban, actuamos con él en Liverpool y Hamburgo. Para mí, es uno de los reyes del rock and roll». Paul McCartney, 1984.

¿Cómo continúa?

En pleno éxito, en 1957, deja la música pecaminosa y estudia teología. Vuelve en 1964 y graba versiones de sus éxitos, pero su afición a las drogas y su apetito sexual lo convierten en una triste parodia de sí mismo.

Años más tarde, reorganizaría su vida: limpiaba su organismo de drogas y volvía a su iglesia. Desde entonces se ha  mantenido en segundo plano con reapariciones esporádicas, principalmente por causas benéficas.

Little Richard - Good Golly, Miss Molly (1958)

Otro de los grandes temas compuestos por el tándem John Marascalco y Robert "Bumps" Blackwell para Little Richard. Pertenece a su época dorada con Specialty Records.

Durante una gira por Australia, Little Richard renunció a su forma de vida en el rock and roll. Su decisión vino provocada por el accidental incendio de uno de los motores del avión en el que viajaba junto con su banda. Ingresó en una universidad cristiana en Alabama para estudiar teología y se hizo ministro pentecostal. Mientras, su casa discográfica, la Specialty Records, lanzaba algunas nuevas canciones basadas en antiguas sesiones de grabación. Fue el caso de Good Golly, Miss Molly que se había grabado en 1956.

¡Compártelo!