Zahara o el poder de derretir todo | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Zahara o el poder de derretir todo

Zahara ha dejado de ser morena para ser rubia y de parecer la niña naif que aparecía entre pasteles y magdalenas para convertirse en heroína, tanto que está siendo capaz de descongelar todo lo que se ponga a su paso. Lo hace con su última gira El deshielo y en Granada pudimos comprobar que sus superpoderes meteorológicos funcionan.

La de Úbeda llegó a la Sala Planta Baja con todo vendido desde hacía un mes y se la esperaba con ganas. Pasadas las diez de la noche la cantante se subía al escenario acompañada de una banda de lujo (Martí Perarnau, Miguel de Lucas y Víctor Cabezuelo de Mucho y Ramiro Nieto de The Right Ons) y arrancaba con fuerza. Una versión de Tú me llevas dejaba entrever que el mundo Zahara de antes no es el de ahora. Mantiene su delicadeza, elegancia y forma directa para decir las cosas pero, como su música, todo se ha aderezado con el paso del tiempo y se nota más madurado y experimentado que sus primeros acordes. Desde la primera canción del concierto se pudo comprobar que la percusión y los sonidos en eco han cobrado más que protagonismo en sus temas y que los ambientes más psicodélicos ganan terreno en sus montajes.

El concierto multiformato que lleva en esta gira da la posibilidad de ver a todas las ‘Zaharas’; La más guerrera, bailarina y cómplice con sus músicos con canciones como Leñador y la Mujer América, El Universo o General Sherman y como Sam Bell volvió de la luna que cantó junto a Martí Perarnau o la más acústica y la Zahara de siempre cuando dejó marchar a la banda y se quedó sola con el público. Lo de sola es un decir porque, como ya había anunciado, para el concierto de Granada también tenía sorpresas preparadas. Y una de ella llegó después de interpretar la delicada El lugar donde viene a morir el amor y versionar sorprendentemente a Rihana con Only girl in the world, cuando invitó a subir al escenario a parte de sus amigos Niños Mutantes (Juan Alberto y Andrés) y se marcaron Errante. El público ya estaba más que entregado a esas alturas del concierto pero fue a más cuando empezaron a llegar otros momentos álgidos gracias a temas como un Olor a Mandarinas completamente a pulmón o el esperado Con las ganas, que no pierde emoción con el paso del tiempo y con el que se hizo un silencio sepulcral en la sala sólo roto por leves susurros de la gente que la acompañaba en alguna de las frases de letra. 

No podían faltar en la lista de canciones elegidas por sus propios fans temas como Photofinish; Del Invierno o su famosa Merezco, temas que acompañaron al adelanto del El deshielo, una potente y rítmica canción que se incluirá en su próximo trabajo que saldrá en la primavera de 2015.

Ya se acercaba el final y, prácticamente, todo estaba derretido cuando la cantante sacó su lado cinéfilo recordando a Grease con You´re the one that I want y advirtiéndonos que el Funeral de la despedida se estaba acercando.

Aún así, Zahara no quiso marcharse sin ser como ella es, sencilla y muy agradecida a todos los que la acompañaban en ese momento (incluida su madre) y los que no estaban, pero habían hecho posible todo El Deshielo, una de sus giras más pequeñas pero importantes. Se marchó con Camino a L.A. Una canción muy emocional con la que “solté todo lo que sentía”. Nada raro en ella; Soltar y cantar lo que siente es lo que mejor hace. Ese es el verdadero poder de Zahara.

¡Compártelo!