X Vértigo Estival | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

X Vértigo Estival

El pasado 1 y 2 de Agosto llegó a la Ciudad de la Peña (Martos, Jaén) el indie de manos de la Asociación Cultural Vértigo, dentro del circuito Jaén en Julio. Este festival cuyo punto de partida fue crear un festival entre 5 amigos, tal y como comentó uno de sus organizadores, se ha convertido, una década después, en un buen escenario del panorama estival andaluz.

El Vértigo Estival comenzó el viernes de la mano de Marklenders grupo onubense ganadores de la Nueva Escena independiente andaluza que, poco a poco, se está abriendo hueco con su indie-pop

Siguió Furia con su western rock, su buen ritmo y su armonía. Este joven grupo gaditano en lo que a trayectoria se refiere (apenas un añito) llegan pisando fuerte. Gran descubrimiento. Llegamos al ecuador de primer día con Blam de Lam, fruto de la tierra marteña. Aparecieron en escena con su theremin (al  cual saben sacarle mucho partido) y, como era de esperar, consiguieron hacerse con el público.

Alrededor de medianoche pisó el escenario L.A, la banda mallorquina liderada por Luis Alberto Segura. El Vértigo Estival ha sido una de las fechas incluidas en la gira veraniega. Presentó una selección de su discografía, temas como Dualize, Hands o Oh, Why? hicieron cantar a los “vertigueros” y llevarnos al punto álgido de la noche. No obstante, en cuanto a aptitud encima de las tablas no podemos decir lo mismo, un poco “fríos”.

Cerrando el primer día del festival estaban Leon Benavente y éstos no defraudaron. Mostraron su maestría y sus tablas, nos hicieron regocijar con temas como Estado provisional,   Revolución, El rey Ricardo o Ser brigada creando una atmósfera única. La fiesta siguió con Giantsongs Dj y Lover Dj, pero nosotros nos retiramos ya que el día siguiente se pronosticaba intenso.

Sábado por la mañana, cogemos bañadores, toalla y nos dirigimos a la Piscina Municipal, al escenario “Malibúbeach”. A las 13.30 llegaron  Los Tsunamis para hacer mover el esqueleto y vibrar a jóvenes, adultos y niños, inevitable con sus ritmos juguetones y divertidos. Los ubetenses hicieron honor a su nombre y crearon un Tsunami de buen rollo. Tocaba plato de paella, baño y sentarse en el césped para escuchar a The Yellows Melodies. Quien seguía con fuerzas siguió disfrutando con más música de Perdona Bonita DJ.

La noche de la segunda jornada fue inaugurada por los rockeros experimentados, el grupo sevillano Lõbinson, para acto seguido dar paso a la banda de Getxo Smile. Este grupo con matices, folk, rock y country se ganó al público desde el minuto uno, su carismático cantante John Franks y la calidad de su música, atrapó a cada uno de lo que estábamos allí, se desvivió para que nadie se quedara indiferente ante ella. Como anécdota una frase dicha por el mismo “A pelamen es un lujamen”, a continuación se desenchufó, el silencio absoluto se hizo, rompió a cantar acompañado sólo de una guitarra y se creó un ambiente mágico. Me atrevo a decir que encandiló a todos los presentes

Uno de los platos fuertes del festival eran Exsonvaldes. Los franceses nos conquistaron con su pop con influencias rock, profundas melodías de forma. Nos deleitaron con temas en Inglés como Days, en su lengua natal como el temazo L’aérotrain y rompiendo barreras se atrevieron con una versión de Radio Futura, la mítica Enamorado de la moda juvenil, con la que hicieron brincar a todos.

Fin de fiestas a lo grande con The Posies, el grupo mítico de los 90 que marcó una generación. Su actuación electrizante, repleta  de energía y con riffs atronadores que contagiaron al público —el slam se instaló en las primeras filas canción tras canción— y es que era inevitable parar de moverse. A quien le quedara energía después de semejante espectáculo Andy y Playground Dj tenían una buena preparada.

Salimos de este festival con muy sabor de boca. Ahora sólo queda desearle feliz décimo aniversario a Vértigo Estival y la  enhorabuena por mejorarse año tras año.

¡Compártelo!