Sting en el Festival de la Guitarra de Córdoba | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Sting en el Festival de la Guitarra de Córdoba

Cuando uno va este tipo de conciertos, es decir, de estrellas de la música que han vendido millones de discos, pero que están en el último tramo de su carrera, va ya mentalizado. Uno se mentaliza para no sentirse decepcionado. Y se mentaliza porque está acostumbrado a que el artista o banda aludido actúe a medio gas, más como con intención de cumplir el expediente que otra cosa.

sting

Y esta vez con Sting en el Festival de la Guitarra de Córdoba no iba a ser de otra forma. Uno entra en el recinto, esta vez en una Plaza de Toros a rebosar,  mentalizado de que no va a ver al Sting de los Police de las fiestas del instituto, ni al ya en solitario Sting que desde hace 20 años lleva media vida escuchando, pero tiene la esperanza de que al menos que se aproxime.

sting

Y al entrar uno empieza a ver detalles. Para empezar Sting parece estar en forma, y eso que viene de una larga gira y con 63 tacos encima. Lleva pocos músicos, y casi todos de su quinta, (la mayoría se rodea de una gran banda para completar sus “carencias” o para llevar menos peso en la actuación). Sting toca el bajo, lo que añadido a que sólo lleva de coro una chica en segundo plano, hace notar que él lleva claramente gran peso de la actuación, conserva como está claro, su habilidad al instrumento y su característica voz casi intacta. Sting habla continuamente con el público, bromeando, logrando que canten sus estribillos, (teniendo en cuenta la edad del respetable, de cuarenta en adelante y el dominio de la lengua inglesa que les caracteriza por estos lares, es todo un éxito),  haciendo un repaso a toda su discografía, incluidos varios temas de The Police (hay quienes reniegan de anteriores formaciones y no consienten en tocar de nuevo sus temas), enseñándonos que entiende como nadie que la música es una mezcla de diferentes estilos, desde el jazz, pop, rock, ska, reggae… y lo más importante, haciendo que la gente se lo pase bien cantando y bailando sus canciones de toda una vida.

stingPortada.JPG

En definitiva, Gordon Matthew Sumner no vino a Córdoba a cumplir el expediente, no es el mismo de los Police de las fiestas del instituto de los 80, pero casi, y ese “casi” tiene mucho, mucho, pero que mucho valor.

¡Compártelo!