Sale de Dead Capo | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Sale de Dead Capo

Sale de Dead Capo

Tras once años de silencio discográfico, el cuarteto madrileño Dead Capo, formado por Javier Díez Ena (contrabajo), Javier Adán (guitarra), Santiago Rapallo (que sustituye en la batería a Javier Gallego, más implicado en su proyecto radiofónico Carne Cruda) y Marcos Monge (saxo tenor) publicó en 2012 su segundo trabajo, Sale.

Seguidores confesos del gran iconoclasta Thelonious Monk, siguen mezclando jazz y rock (como mezclan saxo y guitarra eléctrica) a partes iguales regalándonos un sonido propio en el que tienen cabida multitud de estilos (punk, rockabillly, swing, bop, bandas sonoras…, y hasta el humor sonoro de los cartoons, presente en una versión delirante del tema de la serie de dibujos animados Fat dog Mendoza con aires de speedbilly).

Sus improvisaciones destacan por constantes cambios de ritmo desenfrenados, silencios abruptos y por componer un collage sonoro pleno de originalidad y eclecticismo que queda resumido a la perfección en su peculiar versión del tema de Vangelis que acompaña los títulos de crédito finales de Blade Runner, cine negro a ritmo de jazz-rock surfero. Aparte del ya reseñado influjo de Monk (evidente más allá de su versión del clásico Well you needn’t o de los temas de composición propia Monkatis Revisited y Blue Monka), el oyente más atento encontrará influencias de autores tan dispares (tan parecidos) como Charles Mingus, Henri Mancini, Jonh Luri, The Ventures o Lalo Schifrin. Permítanme un consejo. Aprovechen la inmediatez de YouTube y no se pierdan el magnífico video animado con el que la banda ha ilustrado el primer tema del álbum, Carnaza, dos minutos veintiocho segundos de potente sonido rockero. Ni dejen de disfrutar con las pinceladas de swing clásico presentes en Cicatrizando el aire, el halo africano en Polvoriento, o el sonido surfero de Sunny García. Y para rematar el disco, el particular concepto de Dead Capo de la balada clásica desarrollado en Sirope. En definitiva, un trabajo que podrá satisfacer tanto a los incondicionales del jazz como a aquellos que buscan la potencia desenfrenada del sonido rockero. Altamente recomendable.

¡Compártelo!