Pop con alma de Juan Carlos Espejo | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Pop con alma de Juan Carlos Espejo

Pop con alma de Juan Carlos Espejo

Juan Carlos Espejo aterrizó en Berlín hace algo más de un año trayendo en su maleta aires de Montilla, de Manchester, de Edimburgo, de Madrid... Aterrizó en Berlín hace algo más de un año y hace un par de días decidió abrirnos su maleta y mostrar, desde el espacio que la tienda Pink Cadillac le cede hasta el día 8 de mayo, el «pop con alma» que tan bien sabe pintar, enseñarnos de qué color es su equipaje.

Ava Gardner me está mirando a los ojos. Oigo cómo me dice: «Encanto, espera a que hayas aprendido de la vida tantas cosas como he hecho yo. Entonces serás hermosa». Me lo dice rodeada de otras pinturas de grandes mujeres, conocidas o no. Mujeres que Juan Carlos dibuja con tono pop. Las viste a ellas con ropas que él mismo diseña, con telas que él mismo teje para ellas, sus musas, y las llena de vida.

Su currículo, de lo más completo: diseñador gráfico freelance, director artístico de la productora 13 Producciones (dirigida por la actriz Antonia San Juan); promociones gráficas para conciertos homenaje organizados por nuestros amigos de la asociación La Abuela Rock hacia artistas como Luz Casal o Juan Perro... Promoción gráfica, pues, para conciertos musicales, espectáculos teatrales, cine y cortometrajes son algunas de las perlas que adornan su vida.

Comenzó su formación en la Escuela de Artes y Oficios Mateo Inurria de Córdoba, donde se especializó en dibujo publicitario. Posteriormente se formaría en el Reino Unido, donde estudió Diseño Audio Visual en el City College de Manchester y se graduaría a continuación en Comunicación Visual en la Heriott Watt University de Edimburgo.

Sobre su obra pictórica, acrílico sobre lienzo o madera. Su estilo gráfico, heredado de la ilustración clásica de los años 60- 70. Corrientes que se ven referidas en su arte: modernismo, art nouveau, arte pop. Su inspiración, las grandes mujeres del cine clásico, la música y la fotografía. Antiguo Egipto se ve en alguna de las poses de sus damas. También mitología griega y, como no, folclore andaluz y fuerza gitana.

Pero las grandes y mágicas mujeres de los mundos cotidianos nos las presenta el artista al mismo tiempo. Porque cuando observo sus lienzos noto que las Marilyn, las Andrómedas o las Frau Vargas que me miran directamente a los ojos son grandes por las historias que me cuentan, vulgares como las mías, y eso es lo que las hace grandes. No son sus preciosos ropajes, su toque modernista, o los colores pop los que únicamente me hablan. No es solo la belleza geométrica lo que las embellece. Es el toque de humanidad, entretejido en los brocados de sus vestidos, lo que hace que la obra de Juan Carlos Espejo se aproxime a mí y sienta que en algún momento de mi ordinaria existencia yo también fui especial.

Constaté el viernes que lo grande se oculta en el iris de unos ojos, en las curvas sinuosas de unas caderas o en los pliegues que se forman junto a las comisuras de unos labios. Y Juan Carlos, con una comprensión hacia lo femenino que casi asusta, se convierte para mí, ya, en un grande. Transmisor de la auténtica belleza.

¡Compártelo!