Nuevo single adelanto del próximo álbum de Colorado | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Nuevo single adelanto del próximo álbum de Colorado

Colorado, banda fundada por el inquieto Modesto Colorado para dar rienda suelta a sus nuevas canciones tras dejar atrás su etapa con Prismáticos y Zipi Zape, son unos viejos amigos de Clifford Records (Almería) con los que nos unen unos vínculos que van más allá de lo estrictamente formal. En esencia un placer estético por los sentimientos cotidianos, plasmados en viñetas pop que te susurran al corazón como un maravilloso viaje proyectado en Cinerama. Y en lo musical, ¿no es acaso lo que nos define?, unas fascinantes composiciones que parecen escribir el ideario de Clifford: un alma de pop sixties, que asoma siempre melódicamente bajo la angustia y el descaro libre, sin prejuicios, del indie-pop de los 90. Canciones inolvidables, cuidadas al detalle pero sin empalagar, emocionalmente bellas y dotadas de aristas afiladas cuando les apetece subir la intensidad. Letras que nos relatan historias personales que hacemos llamativamente nuestras porque hemos decidido acompañarles subiendo a ese vagón del que aún no hemos bajado. Hoy se publica en todas las plataformas digitales “Todavía Recuerdo A Janet Lynn” como antesala de la publicación de su segundo álbum Nuestros Circuitos previsto para octubre de 2019.

Dejemos que otro viejo viejo compañero de fatigas de la escena albaceteña, el histórico Carlos Cuevas, nos exprese sus emociones al escuchar Todavía recuerdo a Janet Lynn: Cuando se mezcla un vago recuerdo de la niñez (una estrella del patinaje de los 70’s) con la fantasía Pixar de Wall-E. Entonces sales del cine con una idea y una melodía en la cabeza y te vas corriendo a casa porque no quieres que se te olvide: “¡¡Chicos, tenemos que ensayar, tengo una nueva!!”. Unos cuantos días después ya retumban con elegancia los tambores en la pista de baile, agarrado a un bajo que te lleva y te lleva y ya no te suelta, te hipnotiza. Entonces, los sintes y los coros te teletransportan hacia algún paraíso de chatarra artificial. Las guitarras dibujan sus acordes nostálgicos y la voz y la historia se encargan del trabajo sucio: emocionar. Y al final, cuando te das cuenta de todo, estás bailando y estás enamorado. Otra vez, Colorado. No es tan difícil de entender. 

CARLOS CUEVAS (Surfin’ Bichos, Mercromina, Burrito Panza)

¡Compártelo!