Mordidos por ‘Perro’ | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Mordidos por ‘Perro’

De perros tienen poco, al menos en el escenario. Perro se mueve, baila, canta, grita y, al final, muerde entre un público que acaba entregado a estos cuatro chicos murcianos que están despegando dentro del panorama musical a una velocidad de vértigo. Llegaron a Granada como protagonistas de la primera fiesta Milivingroom de la temporada y ofrecieron un concierto (presentación de vídeo incluida) en el que dejaron claro que los adjetivos de “rompedores, descarados, frescos y genuinos” no son mentira. Con un aforo de más de media sala, Francisco J. del Valle batería-, Guillermo Fabregat y Adrián Albacete –voz, guitarra, bajo y sintes- junto con Aarón Díaz -batería y teclado- salieron a darlo todo desde el principio y desgranaron su Tiene Bacalao, Tiene Melodía con contundencia y estilo murciano; “Porque los murcianos somos de pocas palabras pero grandes de corazón”, soltaron con gracia.

No se anduvieron con rodeos y arrancaron con su Gran ejemplo de juventud como si tuvieran claro el mensaje que querían mandar. Desde el principio demostraron que su “corta carrera” (en Granada era su segunda vez) no resta maestría en cosas como el hilar las canciones y hacer de su concierto un todo perruno que envuelve de principio a fin. Es una de las claves que demuestran que un grupo sabe lo que se hace y que no deja silencios raros que hacen la noche eterna. A ésta le siguieron Camiseta, Catán, Marlotina… y una de las más tatareadas y bailadas por sus fieles: La reina de Inglaterra. No se olvidaron de temas como A bailarlo de su primer EP Singles Brasileñas que lo utilizaron para cerrar la noche y con el que lo derrocharon todo en un final de traca después de una hora y algo de desenfreno sobre tablas. Su mezcla ‘rara’ con tintes de punk, rock, noise y electrónica junto a sus letras sencillas con referentes conocidos por todos, convence y mucho.

Ojo con Perro y con Mott, sus paisanos y compañeros de viaje en esta  gira. Juntos están ofreciendo un cóctel motolov que deja claro que la escena murciana está más viva que nunca y que, sorprendentemente, los ladridos de Perro no molestan, enganchan.

¡Compártelo!