La voz de la mazmorra | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

La voz de la mazmorra

ENTREVISTA: Misstres SinPiedad

AGRADECIMIENTOS: Misstres SinPiedad, José Antonio y Marcos.

Sumergiéndome por el submundo X a través de internet, voy buscando una dominatrix que entrevistar para que nos cuente un poco más sobre el mundo del BDSM. De todas aquellas búsquedas y páginas donde los colores chillones y las propuestas abundan dentro de un mundo donde nadie se conoce hasta verse en persona, encuentro una web de confianza. Tras ella se escondía Mistress SinPiedad, una madrileña rubia, de labios rojos, simpática y agradecida que nos abre las puertas de  La Cueva Fetish en Madrid junto a José Antonio, uno de sus sumisos de confianza.

​¿En qué consiste y qué es el BDSM?

​Hay sado y hay BDSM, no tiene nada que ver una cosa con la otra, para que no confundamos. El mundo del BDSM, como los llamamos los dominantes y los sumisos-sumisas. El sadomasoquismo va unido aunque no tenga nada que ver al mundo del BDSM. Cada sigla significa una cosa diferente. La B es de bondage, todo lo ligado a las ataduras en general con todo tipo de materiales como cadenas, cordones, cuerdas, etc. La D abarca la disciplina en referencia al sumiso. La S es lo que nos refiere al sado, relacionando todas las técnicas del mundo BDSM. Y por último M que engloba al masoquismo. Por ello, aunque estén ligados tanto el BDSM como el sadomasoquismo, son diferentes en aspecto conforme a lo que técnicas y límites se refiere

poplacara_bdsm_panorama.jpg

¿Qué variedades o tipos existen dentro del sado?

​Existen infinidad de técnicas pues cada persona es distinta y te pide cosas diferentes. Voy a resumir las más usuales porque como he dicho técnicas hay muchísimas. Podríamos empezar por las ataduras, que es lo más simple y más complicado con mucho tiempo de práctica. El fetichismo, que es algo difícil de entender pues, puedes ser fetichista y no ser sumiso. En el fetichismo es quizás donde más variedad abunda. Se puede ser fetichista del calzado, de la adoración a la ama, fetichista de los guantes y de la lencería, del cuero, el látex... También está el spanking que es otra técnica muy común en el mundo del sado y sobre todo del masoquismo. Esta práctica se basa en un castigo más severo o menos severo. Hay distintos niveles respecto a la petición del que lo pide. Se puede hacer desde un flogger, un gato, o con una pala, látigo, fusta, caña, etc. Se pude hacer con muchos instrumentos de castigo. Luego tenemos la disciplina inglesa que a mí me encanta (risas). Es la enseñanza pura, la del colegio como bien se dice, con disciplina muy severa. Podemos hablar también la técnica del face sitting, y que no te suene raro pero se suele decir todo en inglés pues en los países europeos es más común estas prácticas. Esta práctica consiste en que la mistress se sienta en la cara del sumiso y asfixia su respiración mediante su control. También hay suspensiones, movilizaciones a la vez de atar. Una técnica muy curiosa es el human furniture que es cuando el sumiso hace de moviliario, haciendo de lámpara, de sillón para la ama, de escabel… Infinidad de cosas. De mueble para que me entiendas. La técnica del human pets, donde el sumiso o sumisa actúa de mascota, porque no olvidemos que participan aquí los dos géneros, no es solo de uno. El pony play es muy típico, donde los sumisos actúan de caballitos mientras lo montas, le haces que relinche, que vaya al trote, etc. Los juegos de rol son muy pedidos. La profesora y el alumno, la médica y el enfermo, la madre y el niño que añora la infancia y actúan como un bebé donde le das de el chupete o le cantas nanas. Juegos de cera, humillación física y verbal, y  algún que otro juguete como los cinturones de castidad. Suele haber variedad. Así, a grosso modo para que se sepa un poco la variedad, aunque como te he dicho hay infinidad de técnicas y peticiones. Cada una tan particular como el que la pide.

Ya que has mencionado lo del bebé y este tipo de roles. ¿Crees que hay algún tipo de patología psicológica por la que los sumimos-sumisas que piden esto acudan a realizar ese tipo de técnica por petición propia?

Yo no pienso que haya patologías… porque yo tengo sumisos que vienen y, desde que llevo trabajando vienen muchas personas que en la calle le considerarían que no están bien de la cabeza.

​-¡Eso es que está enfermo, tiene una patología!.

-¡No es normal que le guste chupar las botas o los tacones..!

Para mí no son patologías pues igual que está el sexo convencional, hay personas que disfrutan de este tipo de sexo. Un sexo diferente que no deja de ser para ellos un cúmulo de placer psicológico al igual que un orgasmo en el mundo vainilla (el sexo en el mundo tradicional). Y así con todas las prácticas. Yo porque un sumiso necesite ponerse un dodotis y sentirse un bebé, aunque tenga 60 años, no considero que tenga una patología esa persona. He tratado sumimos desde médicos, ingenieros, políticos, pilotos… son gente con cargos importantes. Entiéndeme que son gente de todo tipo, y no por eso son patologías.

poplacara_bdsm_panorama.jpg

¿Cómo supiste que eras domina y cómo empezaste en este mundo?

Yo creo que, aunque yo disfrutaba mucho en el sexo, siempre buscaba algo más. Buscaba como crecer. Y, digamos que mi parte dominante la he tenido desde que era una cría, desde pequeña. Desde que iba al colegio me gustaba manejar a los compañeros de clase. No era mandona pero… me gustaba ese tipo de “vamos hacer esto, vamos a por lo otro”. Manejar la situación sin llegar a castigar a nadie, a no ser que me lo pidan en sesiones. Siempre he tenido esa sensación, al igual que hay gente que es más sumisa.

Y, ya que viene desde joven, ¿lo ves esto con futuro?, es decir, ¿te ves realizándolo a largo plazo?

​No, que va. Para nada. No puedo vivir sin ello. Creo que, no creo… afirmo que disfruto mucho, por lo que va para muy largo (risas).

Fuera de tu zona de confort, en el exterior. ¿Cómo reacciona la gente que te conoce o tus conocidos cuando les hablas de a lo que te dedicas?

Bueno… todo el mundo no lo sabe. Lo sabe de mi entorno familiar muy poquitas personas y, precisamente porque en este país la mentalidad no está preparada para decir a otra persona “me gusta dominar a gente que se postra ante mis pies”, “dominarles”, “me gusta enseñarles disciplina…” o “me gusta tenerles internados en una jaula y controlarles su comida…” Eso no se lo puedes decir así a cualquiera porque evidentemente  te diría, “¿pero como puedes hacer eso?”. Cuando lo he comentado, muy poquitas personas, la primera reacción siempre es la misma; “Debes de estar mal”, “la gente que va ahí están tarados o están enfermos”, como hemos dicho antes. Esto es una parte más, un sexo diferente y, cuidado, aquí no hay sexo como penetración u oral. Es un sexo diferente, psicológico. Para mí está prohibido tener sexo con un sumiso, ni sexo oral. Lo que siempre digo, “aquí la que penetra soy yo”. Entiéndanse mis palabras.

poplacara_bdsm_panorama.jpg

Hablando de tu personalidad. ¿Eres la misma en el mundo vainilla, como lo conocéis, que siendo Misstres SinPiedad?

​Es un poco complicado porque, a veces sí que me tengo que echar para abajo y decir, “cuidado”. Muchas veces trato a la gente igual aquí que en la calle. Es un poco difícil porque no me doy cuenta, pero, si estoy con más gente me lo dicen, “¡Deja de mandarle!”. Pero con educación se puede hacer. Pero si es verdad que no te das cuenta de que tu manera de actuar es así. Evidentemente no actúo en la calle con mis amistades como si estuviese sesionando, pero, hay ciertas partes de mi carácter que actúan igual porque va conmigo

¿Crees que la gente se reprime más de lo que les gustaría por algún tipo de miedo al dolor, por las críticas exteriores?

​Yo no creo que la gente se reprima. Creo que al que le llama la atención termina buscándolo antes o después. Es verdad que la mayoría de los sumisos son solteros pero, esa minoría tienen pareja o están casados. Estos te comentan muchas veces, “ojalá pudiese decirle a mi pareja que me deje hacerle fetichismo en los pies o que ella misma me penetre”. Fíjate lo que te estoy contando. Me dicen, “no puedo… no puedo contarlo porque pensarían que estoy zumbado o que me gustan los hombres porque me gusta el sexo anal simplemente”. O los sumisos que les gusta vestirse de mujer hablan, “no puedo pedirle a mi mujer sus tacones y disfrutar”. No por eso quieren decir que estén enfermos, ¿me entiendes?. A mí, a veces, me ha gustado vestirme de hombre y por eso no quiere decir que “no esté bien”. Por ello creo que el que lo quiere va a ir a buscarlo, lo que pasa es que desgraciadamente, como te he dicho, en este país está muy vedado el hecho de comentar o hablar cosas fuera de lo que la gente entiende como “normal”. Se juzga demasiado temprano en un país que no tolera ciertas prácticas, y no pensamos que esas personas tienen otro tipo de pensamientos o deseos. Fíjate que si un hombre dice, “Buag, he ido a una escort y me he acostado con x mujeres”, quedaría como un macho pero… si dices que has ido a una sesión de sado o BDSM… no es lo mismo. Una mentalidad todavía retraída. Bueno… y parece que a partir de la dichosa película 50 Sombras de Grey se ha abierto más la mentalidad… Pero vamos, que estamos a años luz de lo que es el pensamiento europeo y Estados Unidos.

poplacara_bdsm_panorama.jpg

Sobre los fetiches. ¿Cuáles son los más usuales y los más raros que te hayan podido pedir?

​Pues mira, lamer los pies. La adoración a los pies es un fetiche muy común. Adorar los pies de la ama y los tacones es lo más popular. Normalmente no lo he hecho muchas veces, y es muy raro porque lo habré hecho dos o tres veces, fíjate. El fetiche de las zapatillas de estar por casa (risas y risas). Hay personas que son muy fetichistas de las zapatillas de andar por casa, de la típica de toda la vida. En vez de utilizar tacones pues se usan zapatillas de casa. Además zapatillas deportivas o incluso militares. Las militares son más que todo para extranjeros. También el cuero y el látex es muy común.

Por último, me gusta siempre hacer una pregunta específica para que el propio entrevistado se dirija al lector. ¿Alguna recomendación o palabras sobre este mundo que quieras hacerles llegar?

​Esta pregunta es muy importante. Yo diría que el que tenga en su cabeza algún tipo de fantasía que se lance y la cumpla. Que siempre busque que sea todo pactado y consensuado. Y que busque una verdadera dominatrix profesional, porque irte a cualquiera es poder llevarte un mal sabor de boca y hacer de esto algo negativo. Tendrían un mal recuerdo. Siempre antes de empezar una sesión pactar los límites y si la ama se salta los límites… pues evidentemente parar la sesión. Aquí hablamos de las tres siglas importantes en el BDSM, las SSC; sano, seguro y consensuado. Por eso te digo de que todo ha de ser pactado, y cumplir por las dos partes lo acordado, porque todos los sumisos tienen sus límites aunque algunos digan que no, y eso es lo bonito. Ha de ser pactado para que todo sea positivo. Así ambas partes disfrutarán y todo quedará en momento de satisfacción pues, no se te puede ir la cabeza porque ante todo es persona. Y que se animen porque, fantasías tenemos todos los hombres y mujeres. (risas).

Puedes ver todas las imágenes en nuestra galería: 
¡Compártelo!