La mística sureña | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

La mística sureña

Rich Robinson - 23 de Setiembre - Sala Apolo (2)

No deja de ser curioso que en la misma noche actuaran en salas contiguas dos artistas tan opuestos como Rick Astley y Rich Robinson. El primero regresaba en un revival en toda regla como one-hit wonder de los ochenta, con todas las entradas agotadas. El segundo, pieza clave del rock americano de raíces de los noventa como guitarra y compositor de The Black Crowes, apenas llenó media sala para defender una carrera en solitario que lleva algunos años construyendo.

richrobinson01.JPG

Con tres discos en su haber, el más reciente The Ceaseless Sight (The End Records, 2014) había dejado un buen sabor de boca entre sus seguidores. Sin banda de acompañamiento, solo con dos guitarras acústicas que un enorme roadie barbudo y con gorra le iba pasando, arrancó algo tarde su show con dos de las mejores canciones de ese último álbum, la espléndida Down the road y I remember.

richrobinson01.JPG

Aunque el pequeño de los hermanos Robinson tiene fama de serio y poco locuaz, se mostro comunicativo con el público, hablando sobre cada canción que iba a interpretar. En la distancia corta se  hizo evidente que su reconocida pericia guitarrística le basta para llenar un escenario, ahí estaba su característico uso del slide, pero además hizo gala de una capacidad más que notable cómo cantante en piezas cómo It's not easy, All along the way  o In comes the night. Nos deleitó con algunas auténticas preciosidades folkies, I have a Feeling o Hey Fear  serian un buen ejemplo, y no faltó lo más parecido a un hit que tiene, la genial Lost and Found de su segundo disco Through Crooked Sun (Circle Music, 2011)

richrobinson01.JPG

Su figura en el escenario tiene algo de enigmático, a pesar de no poder hablar propiamente de carisma uno se da cuenta que no está contemplando un músico cualquiera. Al fin y al cabo el músico del estado de Georgia se ha codeado con gigantes como el mismísimo Jimmy Page y Robert Plant.

Para casi el final dejó el inevitable recuerdo a los “cuervos negros”, con la delicada melodía de What is home?, todo un regalo para los oídos, y echó el cierre con Trial and Faith, prometiendo volver dentro de un año. Músicos de este calibre, que son como un pedazo de historia del rock, siempre tendrán las puertas abiertas.

¡Compártelo!