La Galería Roja, arte en los recovecos de Sevilla | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

La Galería Roja, arte en los recovecos de Sevilla

La Galería Roja es un pequeño espacio cultural situado cerca de la Alameda de Hércules que cumple su séptimo año abierto al público desde que se fundó en diciembre de 2012.

La revista Poplacara cubrió el acontecimiento entonces y nos hemos visto en la necesidad de contrastar si los ánimos que ofrecimos en aquel momento han dado sus frutos respecto a este proyecto.

El lugar esta dirigido por dos extremeños enamorados de todo lo relacionado con la rama del arte. Por un lado tenemos a Lola, licenciada en Historia del Arte y fotógrafa artística, quien se aventuro a venir a Andalucía para cursar sus estudios y de la que, a día de hoy, le cuesta separarse. Por otro lado, el segundo componente de este equipo es David, licenciado en Historia y docente que no dudo en ningún momento en seguir a Lola hacia su nuevo camino.

Ambos llegaron a Sevilla y tras solo un año instalados aquí decidieron montar su  propia galería. El paro los asoló en un momento de crisis nacional y en lugar de frustrarse por el panorama en el que tenían que vivir, decidieron afrontar el mercado creando su propio negocio. Toda una acción que ejemplifica el surgir del emprendimiento.

Galeríaroja (1).JPG

A pesar de las dudas sobre que montar, ya que no solo barajaron la idea de una galería sino también se vieron tentados a crear un bar o una tienda de ropa que les diese mayor rentabilidad, decidieron seguir su instinto y así nació la Galería Roja.

Durante estos siete años hemos visto cómo la galería ha ido transformándose. Si bien es cierto que el local se concibió con la funcionalidad de ser una galería al uso, poco a poco ha ido modificándose hasta servir de estudio fotográfico. Así, el mundo de la fotografía también tenía un hueco en la Galería Roja.

En la actualidad, podemos describir este lugar como un híbrido entre centros de estudios artísticos y galería. Este nuevo modelo se ha llevado a cabo gracias a sus prácticas de “workshop”, es decir, talleres interactivos e instructivos asociados fundamentalmente a la ilustración y la pintura. Todos los findes de semana acogen diferentes talleres donde sus alumnos disfrutan de mecánicas de aprendizaje y diversificación del arte. También hemos de mencionar que con anterioridad también sirvieron algunos de talleres de fotografía pero ya cada vez son menos frecuentes y han optado más por la vertiente de la ilustración.

En los talleres reciben a una amplia gama de personas. De hecho, tal y como remarcaba David durante la entrevista que nos dio hace unos meses “la ilustración va unida muchas veces al proceso creativo, por lo tanto a pesar de que el proceso creativo es necesario educarlo, no requiere de una técnica”. Como consecuencia, a los talleres de ilustración pueden asistir personas de todos los niveles. Aunque en los de pintura suelen pedir un nivel más académico o normativo por lo que si se requiere una base para explotar totalmente el taller.

LaGaleriaRoja1_poplacara.jpg

Durante la entrevista que mantuvimos con David estuvimos hablando del nivel cultural actual, tanto de manera local como nacional y su respuesta fue positiva. En la Galería Roja, donde mantienen en contacto constante con el sector artístico, afirman que poco a poco se está avanzando y remarcan la necesidad de mejorar el sector desde la base, es decir, desde la educación. La clave de una avance cultural está en el sistema educativo. “Cuando existe un déficit en la educación el espectador no valora de manera justa lo que quiere transmitir el arte” explicaba David.

A pesar de esto, cada vez se están haciendo más apuestas por el arte y ven que se va progresando con el tiempo.

En Sevilla existen un total de 30 espacios culturales similares a este y su cercanía con la ciudad se nota en su público. La mayoría de artistas que se pronuncian en la galería provienen de Sevilla, sin necesidad de poseer un nombre remarcable, y los alumnos que acceden a los talleres forman parte de alrededores de Sevilla y fuera de España.

Tras estos siete años se mantienen bastante contentos con el proyecto que iniciaron de la nada. Aunque recalcan la dificultad de ser autónomos y cómo eso repercute en qué no pueden dejar de trabajar. A pesar de ello, su recompensa se traduce en su arduo trabajo diario. Se sienten bien aceptados por la ciudad sevillana. “Nos ha acogido bien, pero todavía necesitamos cierto calor de Sevilla” aclaraba David. El contraste de la tradicional con lo contemporáneo se observa en esta fusión de la ciudad con las apuestas que ofrece la Galería Roja que esperamos desde Poplacara se mantenga por muchos años más.

 

¡Compártelo!