Inra en la Sala sol | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Inra en la Sala sol

Inra en la Sala sol

El pasado día 16 de noviembre, en una de las salas más emblemáticas de la capital, la Sala Sol, el grupo madrileño INRA se presentó con su nuevo disco No me digas no, dime cuánto. La banda formada por: Isra Gómez (voz y guitarra), Piter Parellada (guitarra eléctrica), Ignacio Garitagoitia (batería) y Adri Llopis (bajo), nos demostró lo bien que saben hacerlo cuando se suben a un escenario, añadiendo un miembro más al grupo, el amigo y productor Santi Dávila (teclado).

A las 22: 00, se abrieron las puertas de la sala y poco a poco comenzó a llegar el público. Antes de la actuación de INRA pudimos disfrutar del grupo MIFUNNE, que nos amenizó la espera con sus canciones. Una hora después salió INRA a escena, con Isra a la cabeza y ya con la sala llena reclamando entre vítores y cantos la presencia del grupo en el escenario.

Comenzaron la actuación con Frío al silbar, seguido de Compañero de todo y Oscuro y brillante, y el sonido folk rock se apoderó de toda la sala. Las guitarras sonaban excelentes, interpretando los temas con gran fuerza y sensibilidad, dejando claro que este segundo álbum tiene mucha energía y mucha vitalidad.

Después de dar las gracias a todos los allí presentes, no bajaron la guardia y continuaron con temas como Hiedra, Entender el mundo, Las hormigas y Mi galaxia dejando el público muy claro que se conocían muy bien las canciones.

Y con Cuidado, todavía les quedaban fuerzas para seguir tocando con La Chava del abuelo. Al finalizar Isra presentó al grupo para acto seguido finalizar con Hinson y abandonar el escenario.

Pero el público quería más y así se lo hizo llegar al grupo pidiendo los conocidos «bises», no dejando indiferente a la banda que salió con energía renovada para deleitarnos con dos canciones más, Procesión de secretos y Que nos pisen la cabeza. En este último tema, sorprendieron al público bajándose Adri del escenario acompañado de Isra, marcándose un dúo a guitarra entre la gente para finalizar así una gran noche de música.

ENTREVISTA

Ese mismo día, INRA nos recibió en la céntrica sala, unas horas antes de comenzar su concierto donde muestran su nuevo disco No me digas no, dime cuánto. Isra, Adri y compañía estuvieron encantados de atendernos y contestar a nuestras preguntas.

PREGUNTA. Lo primero de todo, enhorabuena por este segundo álbum.
RESPUESTA. Muchas gracias

P. Este disco lo realizasteis a través de crowfounding, ¿cuál fue vuestra experiencia?
R. Muy positiva, la verdad. No esperábamos una respuesta tan concreta y masiva, estamos encantados. Sobre todo, nos ha permitido hacer lo que teníamos en la cabeza para este segundo disco en cuanto al tiempo de estudio y formatos del trabajo, lo cual, no siempre se puede.

P. ¿Qué se siente que el público financie tu disco a través del crowfounding?
R. En verdad creemos que la gente ha entendido perfectamente el concepto como una nueva forma de interacción con los músicos y sobre todo, como una manera de unirte al proyecto de una forma anticipada y desinteresada, simplemente porque se identifican con la música que haces. Realmente te das cuenta de la importancia que tienen este punto.

P. ¿Qué es para vosotros el folk y como lo fusionáis con el rock?
R. Es la música de la gente, de la vida cotidiana, de las historias más comunes, que evidentemente, nos atañen a todos los que nos consideramos que estamos en el montón. Nosotros cantamos sobre las cosas que nos rodean, de nuestros problemas, de nuestras inquietudes, que probablemente sean las mismas cosas que cantarían el resto de mortales, de problemas sociales del día a día, etc... Por otro lado, nos gusta ser intensos en los directos y separarnos un poco de lo que es el sonido del disco de estudio, por lo que la mezcla resultante es lo que nosotros entendemos por ese concepto de Folk Rock. Probablemente, cada persona te daría una respuesta distinta.

P. ¿Qué os motivo a tocar este estilo de música cuando no es característico en España?
R. Me cuesta creer que las personas se planteen hacer un estilo de música concreto. Por lo menos nosotros no nos lo planteamos. Las canciones simplemente surgen y las letras simplemente se escriben en función de un estado de ánimo o por la inquietud de alguna materia en particular. Todo tiene que ver con la música que escuches y con la forma de querer expresarte hacia los demás. Lo cierto es que no se si es característico o no de este país pero si tengo claro es que no nos plantemos a priori hacer ningún estilo de música concreto.

P. ¿Sentís este segundo disco una evolución del grupo?
R. Claramente. Aunque si en algo se nota la evolución es en el trabajo y horas que hemos dedicado a preparar el directo. De hecho, los últimos meses los hemos dedicado a mejorar la puesta en escena e intensidad de las canciones de estudio.

P. ¿Cómo hace un artista español para hacer algo novedoso dentro del folk?
R. Supongo que está todo inventado y es complicado hacer algo nuevo. Al fin y al cabo tenemos nuestras influencias que de una manera o de otra se reflejan en las canciones que haces, incluso sin darte cuenta. Te parece novedoso?…(risas)

P. ¿Es más importante para vosotros el directo que el estudio? ¿Por qué sois uno más en directo que en estudio?
R. Ambos son importantes pero realmente en el estudio puedes hacer muchas cosas y en directo no hay trampa ni cartón. El directo refleja lo que es el grupo y cómo éste interactúa con el público. Sólo de esta manera puedes ver las reacciones del público.

P. ¿Ser un chico normal e intentar triunfar en el mundo de la música, como es posible?
R. Siempre he pensado que no es necesario ser un chico raro para triunfar en la música y cuidado con este término «triunfar». Nosotros somos un grupo de minorías y poco conocido, ya me considero un triunfador en la música. Hacemos lo que nos gusta sin depender de nadie. El sábado pasado fue increíble para nosotros en la Sala Sol. Sólo con ese bolo, ya podemos decir que hemos triunfado, aunque seguimos teniendo problemas para tocar fuera de Madrid, seguimos teniendo problemas para pagar las grabaciones de estudio, y seguimos teniendo muchos problemas para meter la cabeza en los festivales de este país…(risas). Siempre me he considerado una persona normal, con un trabajo que me permite poder tocar, una familia y una vida al margen de la música.
También estoy contigo en que vender un personaje característico es más fácil que vender una persona de vida «normal».

P. ¿Qué tal fue la experiencia con los medios audiovisuales al grabar vuestro videoclip? ¿Qué queréis transmitir con el?
R. La experiencia fue realmente increíble. Trabajar con actores profesionales y un equipo técnico detrás no tiene precio. Aprendes mucho en relación con la interpretación. De hecho, nos ha ayudado mucho a la hora de interpretar los directos. En concreto, con este videoclip que estamos actualmente montando queríamos reflejar algo muy específico: la doble vida que llevan muchas personas siempre a caballo entre el bien y el mal. Ya de primeras, el guión que planteó Kike Blanco (Café y Columpio), era muy ambicioso y nada fácil de rodar, pero creo que hemos conseguido el objetivo y espero que lo podáis ver en breve.

P. ¿Vuestros futuros proyectos?
R. Encerrarnos a terminar de montar el videoclip y meternos de lleno en la grabación de un EP, que verá luz a principios del año que viene.

P. ¿Cómo os veis dentro de 10 años?
R. Mayores y tocando, eso seguro…(risas)

P. ¿Cómo se os ocurren las canciones, cómo surgen?
R. Generalmente suelo aportar yo la melodía con letra y es en el estudio donde le damos forma con el resto de instrumentación. Aunque me gusta llevar un poco definida las estructuras y tempos.

P. Y por último, ¿a qué canta INRA???
R. A todo lo que nos preocupa y queremos manifestar. Depende mucho del estado de ánimo, como todo. No nos cerramos en banda a hablar de cualquier cosa. Si algo nos permite la música es precisamente eso, poder expresarnos sobre cualquier cosa.

¡Compártelo!