Festival Do Norte: Un Espacio Protegido para la Buena Música | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Festival Do Norte: Un Espacio Protegido para la Buena Música

De Trajano! a Dorian, pasando por Standstill, Los Punsetes, Glass Animals, Neil Halstead o Hercules & Love Affair. Grupos gallegos, nacionales e internaciones actuaron entre el 3 y el 5 de julio en un entorno natural donde paisaje y paisanaje se mezclaron sin prejuicios. . . 

Illa de Arousa (Pontevedra) José Antonio Vega

Los cambios necesitan un tiempo para asentarse y la última edición del Festival do Norte lo ha demostrado. Celebrado en Vilagarcía de Arousa durante  una década, en la pasada edición se trasladó a la vecina Isla de Arousa, iniciando una nueva etapa que nació  marcada por un intenso temporal que deslució las actuaciones. Así que 2015 se presentaba como una reválida para comprobar el acierto del cambio. Y el balance final lo demuestra con la notable asistencia de público que agotó el aforo en la segunda jornada.

Quienes se acercaron a la isla se encontraron una apretada agenda de conciertos desde la mañana a la madrugada, repartidos en tres espacios:, el escenario central al borde de la caribeña playa de Bao,  el auditorio municipal y seis locales repartidos por el centro urbano. Esta última novedad se convirtió en la gran sorpresa y ofreció memorables momentos a media mañana con bares y restaurantes customizados en improvisadas salas de conciertos.. El sábado arrancó con la presentación de Chicharrón, grupo gallego formado en 2013 y continuó con un mágico set del inagotable y personal poeta Fernando Alfaro, que acompañado con su guitarra acústica hizo un repaso a los relatos sonoros de Saint Malo su último disco. Fueron 45 emocionantes minutos en los que sonaron canciones como La Edad Media o Tempus fugit. Y sin transición los gallegos Trajano! ofrecieron un sudoroso y agobiante  set (literal para ellos y para el apelotonado público) en el que demostraron su pasión por el Unknown Pleasure de Joy Division. El vermú del domingo comenzó con Alex Casanova, joven  talento gallego que sin prejuicios ofreció un repertorio,  pasando del hedonismo ochentero al trash pop sintético y nuevaolero. Un divertido set en el que Genis Segarra observaba tan atento como los abuelos desde la barra del bar. El electro gallego dio paso al elegante y chispeante pop de Cooper. Desde Los Flechazos, Alex Díez siempre garantiza buenos directos y el público que llenaba la sala a la dos de la tarde lo volvió a confirmar. Centró el repertorio en las canciones de UHF, el miniLP en el que destacan Entre Girasoles y Hispters. Como dijo “todas son canciones de amor y verano”. El final del festival en los bares llegó de la mano de Hidrogenesse, recién llegados de su gira latinoamericana y que se dejan ver en contadas ocasiones por el oeste peninsular. La organización les reservó una setentona discoteca de espejos, escenografía perfecta para los maestros del art-rock electrónico. Genis Segarra y Carlos Ballesteros hicieron bailar sin tregua al ritmo de Roma su reciente producción y varias canciones del recopilatorio Most editado en Argentina. Como dos tontos muy tontos, acallaron el último rumor internacional, se pusieron un disfraz de tigre y pidieron volver con ellos a Italia. Por todo eso, consiguieron un aplauso unánime.

estivaldonortehidrogenesse.jpg

El Auditorio estaba reservado para las tarde y por él pasaron Polock, Cazador, White Bats y Neil Halstead. El músico que pasó loa años 90 entre  Slowdive y Mojave 3 es declarado enemigo de los revivalismos .miméticos y presentó un set centrado en sus tres discos en solitario. Lo suyo fueron entregados palíndromos sonoros como Digging Shelters o  Full Moon Rising  que consiguieron una inmediata química con el entregado público que llenaba la sala. Sin duda, uno de los momentos del Festival.

Por el Escenario Son Estrella de Galcia pasaron once grupos y dos dj´s. La  bandera azul de la playa de Bao daba la bienvenida al recinto, cuidado meticulosamente por la organización. Un mimo que les hizo recibir hace unos meses el premio del Colegio de Arquitectos de Madrid a la mejor arquitectura efímera. El inicio de la  tarde noche del viernes tuvo acento español. La Bien Querida cambió su actuación acústica del año pasado por un set más electrónico, sin llegar a convencer del cambio. Algo que también pasa con los directos de Los Punsetes, cuyas canciones quedan lastradas a la rutina con la actitud y pose hierático  de Ariadna Paniagua. Broncho  recaló en Arousa en su primera visita  a España y lanzó un afilado rock con guiños al postpunk norteamericano de los años 80 como The Cars. Glass Animals defendieron su  fusión  electrónica con música indie de guitarras con un extraño resultado, ya que la actitud y movimientos del cantante eran más parecidos a la de grupos mainstream por los que babean las adolescentes de instituto Lo de Standstill no sonaba a despedida sino que lo era, ya que estaba anunciado como su último concierto en Galicia antes del parón indefinido que han anunciado. Así que la actuación fue seguida con máxima expectación. Javiera Mena, la reina del pop chileno fue la encargada de cerrar con la noche con su propuesta más electrónica acompañada de cuatro bailarinas con las que interactuó en varias ocasiones. Ritmo de la noche.

estivaldonortesolynieve.jpg

El sol decidió participar en la tarde del sábado y esperó hasta el comienzo de Grupo de Expertos Sol y Nieve. Con Jota  y Manu Ferró al frente, la banda ofreció un esperado set en el que mezclaron con clase su visión hedonista y el compromiso político recordando lo que se jugaba Grecia al día siguiente. El sonido guitarrero de Perro y la breve y fallida actuación de Other Lies dieron paso al concierto de Dorian. El grupo se presentó en el escenario comentando que el primer festival en que actuaron fue el Festival de Norte. Por ese motivo dedicaron su actuación a Toño Canedo, director del Festival que los incluyó en cartel cuando solo tenían grabada su primera maqueta. Dorian y Festival han llevada vidas paralelas porque en ambos casos han dado salto a la primera división musical y ya se codean con los grandes.

El broche del Festival llegó con la sorpresa guardada de Hercules & Love Affair, que demostraron ser  algo más que un “one hit wonder”. Liberados de la losa que les supuso tener a Antony&The Jonhsons cantando Blind en su primer disco, los neoyorquinos bucearon durante más de una horas en las profundas aguas de la música disco de los 70.  Unas aguas tan puras y transparentes como las de la Isla de Arousa que mece al Festival do Norte. Ya queda menos para que las mareas del 2016 vuelvan acompañadas de buena música.

estivaldonorte

¡Compártelo!