El Altaveu, variedad y actualidad | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

El Altaveu, variedad y actualidad

El Altaveu, variedad y actualidad

La 25ª edición del Festival Altaveu llenó el pasado fin de semana la ciudad barcelonesa de Sant Boi de buena música y aficionados al indie. La amenaza de lluvia que sufrieron las actuaciones del sábado obligó a un cambio de escenario, que evitó cualquier cancelación, lo qual es de agradecer. Pese a estos cambios y a la meteorología adversa, la asistencia fue notable (9.000 personas en total, según los organizadores), confirmando al festival como una cita a tener en cuenta y un excelente punto y final al verano festivalero.

Siempre es complicado hacer justicia a un festival tan variado y más cuando la coincidencia de varias de las actuaciones hacen imposible asistir a todas ellas. En líneas generales, los artistas ofrecieron grandes conciertos, llenos de energía y transmitiendo ganas de gustar, y lo hicieron presentando nuevas canciones a la vez que se apoyaban en sus temas más conocidos. Esto permitió que, más allá del disfrute por la buena música, el Altaveu nos ofreciera descubrir en directo parte de la actualidad del indie patrio.

En el primer día de festival, destacaron la fuerza y elegancia de Standstill y su espectacular montaje visual Cénit, que les sirvió para presentar las canciones de su nuevo disco Dentro de la luz. El buen hacer de Mucho, una de las bandas de rock más en forma en la actualidad y cuyo vocalista, Martí Perarnau, mostró un divertido extra de motivación por aquello de jugar "cerca de casa". Y la elegancia del electro-pop de unos Dorian que nunca defraudan: tienen un puñado de himnos coreables que son ya clásicos y las grandes canciones en su nuevo disco La velocidad del vacío, una combinación ganadora.

Las nubes que anunciaban un viernes complicado fueron disipadas por la alegría que imprimen en todas sus actuaciones La Troba Kung Fu. Gracias a su mezcla de rumba con ritmos latinos calentaron al público congregado en la plaza del Ayuntamiento de Sant Boi, poniendo el necesario toque de fiesta mayor en el Altaveu. Ya en Can Massarella, Egon Soda demostraron por qué son uno de los grupos del momento. El combo liderado por Ricky Falkner es directo, tiene actitud y ejecuta de forma implacable una canción tras otra. Si tuviera que quedarme con una sola actuación de entre todas las del festival, sería la suya. Para finalizar, Pony Bravo presentaron su propuesta ecléctica, centrada en las canciones de su reciente De palmas y cacería, haciéndos reír, bailar y pensar a la vez. Todo un lujo.

Altaveu Frontera y Premios Altaveu

El carácter de promoción de nuevas bandas que siempre ha caracterizado al festival, se traduce en las actuaciones englobadas dentro del Altaveu Frontera. Este año, los grupos escogidos para abrir los conciertos de los conjuntos más conocidos fueron Wednesday Lips, Nando Caballero i l'Orquestra del Llanero Solitari, La Sombra del Átomo y Llorer. Todos mostraron ganas de gustar y futuro, aunque especialmente reseñables fueron la energética descarga de La Sombra del Átomo (con una versión del I am the Walrus de los Beatles incluida) y la mágica actuación de Llorer, que aportaron un toque y una sensibilidad distintas al resto de conciertos.

El primer acto del festival, el jueves 5, fue la entrega de los Premios Altaveu que buscan reconocer a los artistas, entidades e iniciativas que de una manera destacada han enriquecido la música producida en Cataluña durante el año. En esta edición, los premiados fueron la Sala Sidecar, un clásico de la Ciudad Condal que celebra su 30º aniversario; dos artistas ya consagrados, Marina Rosell y Peret; dos cada vez más reconocidos, Joan Colomo y John Talabot, y dos grupos emergentes, Txarango y Los Sirgadors. No utilizaremos la fórmula “pasado, presente y futuro”, porque todos ellos nos han demostrado que tienen pilas y calidad para seguir dando guerra en un futuro.

¡Compártelo!