Bungalow Bill | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Bungalow Bill

Cuando estábamos inmersos en la organización, hace ya tres veranos, de  Sevilla 80’s the Homenaje, intentando reunir de nuevo a legendarias bandas sevillanas de aquella década, recibimos con agrado el ofrecimiento de una banda ceutí, que también andaban por Sevilla aquellos años, para venir a tocar algunas de sus viejas y gloriosas canciones en el party ochentero. La banda en cuestión eran Los Desertores que se reunieron de nuevo para esa memorable noche del 22 de Diciembre de 2012.

Desde entonces he seguido manteniendo el contacto con José Biosca y otros músicos de Ceuta y hoy desde la revista POPLACARA os presentamos el nuevo proyecto musical del Sr. Biosca,  Bungalow Bill.

Después de la marcha de José Miguel Casas y de un desfile de diferentes bateristas, Desertores se disuelve definitivamente allá por el año 1996. Su ultimo concierto fue en la Discoteca Travelling, en la que ya tan solo se tocaban canciones en acústico, dos guitarras, voz y algunas de ellas con bajo. José Luis Patiño, José Biosca, José Miguel Casas y Vicente Martínez tomaron caminos opuestos sin volver la cabeza atrás y de forma oficial nunca llegaron a coincidir en ningún otro proyecto musical hasta pasados más de diez años, en el que José Miguel Casas y José Biosca volvieron a tocar juntos en una banda llamada Los Devotos y, más tarde, junto con José Luis Patiño en el concierto The Homenaje con Desertores en la Sala Fun Club recordando la música de los años 80 de Sevilla.

José Luis Patiño y Vicente Martínez, pasado un tiempo, retomaron durante un par de años el proyecto acústico que se había dejado en 1996, llegando a plasmar en CD un par de trabajos en los que José Miguel Casas y José Biosca hicieron algunas colaboraciones.

En los últimos años de Desertores, antes de la definitiva disolución en 1996, José Biosca estuvo repartido en varias bandas. Entre ellas, Paquete Central (grupo de versiones) y Anónimos, S.A. Después de unas vacaciones musicales, inicia un nuevo proyecto de nombre Colok2 pero en esta ocasión con canciones propias. Colok2 comienza mezclando estilos musicales muy opuestos basados en los dos primeros discos que José Biosca oyó siendo aun muy jovencito (con 8 años), Let it Be (The Beatles) y Made in Europe (Deep Purple), influencias que siempre le han acompañado a lo largo de su trayectoria musical. Este proyecto llegó a durar 10 años en los que se realizaron tres trabajos musicales caracterizados por una inyección gradual de dosis cada vez mas rockera. Terminado este último proyecto, surgió una nueva banda, Los Devotos, que funcionaron durante dos años (2009-2011) y, aunque si llegaron a acumular muchas composiciones propias. solo llegaron a grabar un CD con seis canciones.

A José Miguel Casas nunca le faltaron propuestas musicales, por lo que siempre estuvo ligado de forma ininterrumpida a diferentes bandas ceutíes, Tyrrell Corporation, Silent Bob, Dexedrine, Anónimos, S.A., Belostenik, Los Devotos y una infinidad de colaboraciones puntuales con otros músicos y bandas de la ciudad.

Después de la disolución de Los Devotos, José Biosca le presta toda su atención a varias canciones que tenía grabadas en su casa con el fin de sacar un nuevo proyecto. Desde principios de 2012 sin prisa pero sin pausa, comienza a darle forma a un total de 12 canciones  que tenía grabadas parcialmente y que no habían llegado a ver la luz. Conforme iba avanzando en la producción del disco a finales de 2013 se pone en contacto con José Miguel Casas y Diego Fernández, veterano bajista de bandas legendarias como Pagina 3, que había retomado su carrera musical hacia poco tiempo y les propone preparar el material para exponerlo en directo.  A partir del primer ensayo de Bungallow Bill, la grabación se fue quedando en un segundo plano y las canciones van adquiriendo cada vez más fuerza con tan solo guitarra, bajo y batería. Van puliendo los temas que darán lugar al disco en una serie de actuaciones por su zona natal y deciden entonces dar el salto al estudio de grabación.

El primer disco de Bungalow Bill, al que se la ha bautizado con el nombre de Donde las morsas quieren descansar va a ser autofinanciado y editado bajo el sello discográfico de una empresa madrileña que llamada RockCd Récords la cual se hace cargo también del registro y la distribución digital en los portales más importantes, como Amazon, Itunes o Spotify.

El disco de Bungalow Bill se aleja un poco de los estilos de las dos últimas bandas de José Biosca, es un rock mucho más suave en las que canciones que se pudieran acercar a Colok2, tampoco llega a ser Los Devotos aunque existen canciones encuadradas en los estilos indie o pop, y por otro lado también podemos encontrar temas bastante orquestados con órganos Hammond o Farfisa, violines, cellos, contrabajos, violas, flautas, etc.…, aunque en directo las canciones están adaptadas a una base de guitarra, bajo y batería; por lo que adquieren un cariz mas sólido, denso y contundente. Las letras van empapadas de los diferentes estados de ánimos por los que todos pasamos, van llenas de alegría, rabia, dolor, tristeza, sueños, añoranza o recuerdos que en muchos casos te pueden hacer navegar en los propios deseos de cada persona dependiendo de la interpretación que cada uno quiera darle.

Actualmente están en conversaciones con el bloguero y locutor radiofónico José Miguel Carrasco (Bloggininthewind, Bloggin in the air) para tocar próximamente en Sevilla, la ciudad que tantas alegrías les dio y que nunca han olvidado.

Autor: Francisco Pombero

 

¡Compártelo!