Lo que Sexy Zebras ganó en Londres | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Lo que Sexy Zebras ganó en Londres

Que a veces es más por uno mismo que por el público es lo que debió pensar la banda Sexy Zebras antes de dar su concierto el pasado viernes 22 en la Sala The 100 Club del Soho londinense.

La situación se les puso un tanto cuesta arriba al grupo y a la promotora encargada de la organización del evento, Rock Sin Subtitulos, al darse el inusitado caso de no vender apenas entradas para el espectáculo. Cualquier otro promotor y banda, ante esa situación se cura en salud y cancela la fiesta, sin embargo la solución dada por el tándem Zebras-Sin Subtitulos es de auténtico compromiso y pasión por la música: regalar las entradas y que el público pagase lo que considerase a la salida del concierto. Tal vez el primer caché establecido en propinas de la historia de la música.

Las ganas de tocar en la mítica The 100 Club, por donde han pasado bandas como Rolling Stones, Jeff Beck o Motorhead entre otros, tuvo su recompensa. La verdad es que hay que estar un poco loco para ir de España a Inglaterra barajando la posibilidad de verte tocando para los camareros, el técnico de sonido y el de luces, pero pese a ello los putos Sexy Zebras lo hicieron y el karma les lleno la sala hasta más de la mitad del aforo máximo, en una noche de rock que dejó muy buen sabor de boca tanto a los fans que se dieron cita como a los curiosos que fueron a aquel concierto sin precio establecido.

La valiente decisión del grupo y la empresa promotora le ha ganado la partida a una respuesta egoísta por parte de un público más que acostumbrado a que los eventos de Rock Sin Subtitulos no decepcionen. Para el que esto escribe, la empresa, y por supuesto el grupo, han demostrado un compromiso con la música que ha servido para dejar en evidencia el egoísmo de aquellos que apoyan más un nombre conocido que el hecho de que exista un grupo de personas dedicadas a que los músicos españoles tengan presencia en Inglaterra y a que el público español residente aquí pueda disfrutar de los conciertos. Cuando se paga una entrada no solo estás pagando por ver al artista que te gusta, estas alimentando que la posibilidad de que eso pase no deje de existir.

Ni que decir tiene que detrás del amor al arte hay un trabajo duro y largo que tiene un precio, pero también hay una pasión por la música que no tiene precio y, por lo tanto, puede que el hecho de haber seguido adelante con esto no haya podido tener mejor valoración económica que no tener precio. Para Irene Bermejo, responsable de prensa de Rock Sin Subtitulos,  <<este concierto ha salido adelante no por ser gratis si no por la apuesta musical, que a veces se nos olvida pero, además de con números, trabajamos con personas y con canciones>>.

Los Sexy Zebras no decepcionaron en la noche que la música, entendida como divinidad con mano en el devenir de sus devotos terrenales, decidió apostar por ellos y sudaron la gota gorda, como suele ser habitual en sus directos, descargando su enérgico rock de garage y pasar a formar parte de la exquisita lista de dioses del rock que tocaron allí cuando aún eran mortales.

¡Compártelo!