091 en el Festival de la Guitarra | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

091 en el Festival de la Guitarra

La noche del pasado viernes, 1 de julio, los granadinos 091 abrieron la 36 edición del Festival de la Guitarra de Córdoba. El concierto tuvo lugar en el Teatro de la Axerquia, dentro de su gira Maniobras de Resurrección.

Como si fuera ayer, como si nunca se hubiesen ido, como si nunca hubiesen dejado de rugir tormentas imaginarias, 091 han vuelto 20 años después con gran expectación, llenando y agotando las entradas en muchos de sus conciertos. Haciéndonos vibrar con su energía y tarareando unas letras llenas de romanticismo callejero, esencia de rock and roll.

Suenan las guitarras de los hermanos Lapido y la armónica de José Antonio García, que corta el aire pegajoso de una noche de verano. Comienza el ritual con la instrumental Palo cortao, le sigue, sin pausa y entrando con ritmo trepidante, Zapatos de piel de caimán. Tras ellas, Debajo de las piedras, El lado oscuro de las cosas y Tormentas imaginarias se suceden sin descanso para meter al público en un viaje hacia la resurrección. Canciones que en su momento no tuvieron la aceptación del gran público, que hoy le brinda un baño de gloria.

poplacara_09102.JPG

Bajan los beats y entramos en un momento maravilloso con Nada es real, En el laberinto, Huellas y Si hay tormenta, antes de adentrarnos en la intimidad del concierto. Nubes con forma de pistola, Para impresionarte, Este es nuestro tiempo suenan mientras el público parece entrar en trance, escuchando un repertorio de dos horas y disfrutando de estos chicos, por los que parece que no ha pasado el tiempo.

En el momento mágico de la noche, se quedan solos en el escenario José Ignacio Lapido, con la guitarra acústica, y José Antonio García, voz y armónica, para interpretar La canción del espantapájaros.

poplacara_09102.JPG

091 fue la primera gran banda surgida de la movida granadina en los años 80. Su primer álbum, Cementerio de automóviles, se publicó en 1984. Le siguieron: Más de cien lobos (1986, producido por Joe Strummer de The Clash), Debajo de las piedras (1988), 12 canciones sin piedad (1989), El baile de la desesperación (1991), Tormentas imaginarias (1993) y Todo lo que vendrá después (1995), su último disco de estudio. Con Último concierto (1996), grabado en directo, se despedían «para siempre». Fueron muchos los que en su momento disfrutaron de sus canciones, hechas con rock básico y sin contemplaciones, y con buenas letras. Una gira, con conciertos por toda España durante este año, dará la oportunidad a todos estos seguidores incondicionales de volver a disfrutarlos, 20 años después.

¡Compártelo!