Suey-Alien, De neointrospectivismos y (filo)elegancias | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Suey-Alien, De neointrospectivismos y (filo)elegancias

[Suey - Alien (bisingle/bisencillo de adelanto) La cúpula music, 2016] De neointrospectivismos y (filo)elegancias

Electroscurantismos sinuosos con algunas gotas pop que pueden pegar mientras le das un buen sorbo o te vas tomando, paladeándolo, un Negroni (en mitad de un polvo).

En declaraciones del propio músicoartista madrileño, barcelonés de adopción, “Alien es un canción que escribí hace unos 7 años, habla de la inadaptación, algo que veo a mi alrededor constantemente.  Los que se sienten diferentes de algún u otro modo sufren la crueldad del grupo, de la tribu. Suelen ser los más sensibles e interesantes.

Pero también el mundo sigue siendo un lugar lleno de belleza y alegría, una oportunidad para los que siempre nos hemos sentido diferentes.

Ser un friki puede llegar a ser un tesoro, una ventaja si consigues darle la vuelta a la situación. (Como bien dice la letra de la homónima Alien, Se acabó el juego, juguemos)

[En el ser humano está lo sublime pero también lo rastrero, como nos dijo en su momento una maja y progre profesora en una asignatura de libre configuración de mi licenciatura en ciencias políticas y de la administración de la complutense madrileñocapitalina] Esta postura que muestra tanto lo esperanzador y maravilloso de la existencia como su lado tenebrosoapocalíptico es constante en mis nuevas canciones”.

Sí, una de la escuchas colaterales [filobligadas] me han conducido al temazo de Sting Englishman in New York.

Con tramos y ráfagas que no desentonarían como acompañamiento musical en ésas pelis dónde apenas sale el sol como Blade runner o Alien, y con una clase y elegancia próximas a artistas como James Maad, aunque para servidor no tan cotizante al alza como el despliegue de Los pilotos granaínos Florent y Banin, el chispeante estilismo del pretérito Chop Suey se presenta y regala como una poliprismática electropropuesta interesante y hasta cautivadora, perfecta también como banda sonora para un after vintage cremita, para amenizar interregnos festivaleros propinchadisquiles o para cerrar los mismos con la gente que sigue la juerga melómana más allá de las 3 AM.

Su nota de prensa no anda nada desencaminada al apostar que estamos ante un `enfoque minimalista desarrollado [por] una electrónica pura profunda, [de] poderosos sintetizadores analógicos, intensas frecuencias, hipnóticos grooves [y] ambientes enigmáticos próximos a la 100cia ficción por los que serpentean melodías de pop galáctico atemporal, [además de una clara] tendencia a la sofisticación con intención de hacernos bailar`.

¡Compártelo!