Wasp Summer | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Wasp Summer

La artista independiente con un enfoque alternativo.

Son ya diez años con los que cuenta Wasp Summer a sus espaldas de duro trabajo. Desde su nacimiento como artista solista en el año 2008, la cantautora australiana no ha dejado de emplear su tiempo en este proyecto. Nacida en Inglaterra y criada en Australia, concretamente en Merlbourne, Samantha Wareing dio luz verde la idea de relanzar su carrera a través de un enfoque alternativo y vivir como una artista independiente en Berlín. Es en esta ciudad donde actualmente está viviendo y donde podemos verla tocar habitualmente en los bares de la zona. Además, ha organizado y tocado en más de 150 conciertos alrededor de Europa. Para hacer esto posible y moverse a través del continente, emplea técnicas como el couchsurfing o incluso el autoestop. También ha ayudado a construir A Headful of Bees, un colectivo de artistas y sello discográfico que se dedica a ayudar a los músicos.

Antes de su llegada a la capital alemana, Samantha ya había compuesto en Australia. Podemos explorar los orígenes de los sonidos que actualmente emplea si echamos la vista atrás y escuchamos sus discos pasados. Su carrera comenzó enfocada hacia el pop cuando formaba parte de Lazy 8, una banda que tuvo actividad desde 1999 hasta 2002. Es en este periodo donde la artista empezó a componer sus primeras canciones y con el que lanzó a la venta el álbum homónimo de la banda. Sus composiciones crecieron a lo largo de los años gracias al intenso y emocional pop-rock que desarrolló cuando formaba parte de The Mime Set (2001-2008). Fue entonces cuando sus discos Sleeping is the hardest part (2005) y I’ve Only Ever Lived In Rivertowns (2008) vieron la luz. Son muchos los que se han atrevido a describir a “Sam” como una mujer que tiene una voz para romper botellas y canciones para romper corazones.

Su álbum debut ya como Wasp Summer, titulado Close as a Slow Dance, nos introduce en la historia de una mujer que no se asentará y cuya vida está llena de montañas rusas: desesperación, divorcio, pasión y deseo son algunas de las etapas que refleja. La atención es casi inevitable en el momento en el que escuchas la ardiente voz de Samantha, enmarcada por los sonidos y melodías atemporales, soul y blues y guitarras. Logró financiar con éxito la mezcla, masterización y producción del disco con contribuciones de 23 ciudades distintas de todo el mundo.

A día de hoy se encuentra trabajando en su segundo álbum, Mitropia, que está casi finalizado. Desde el inicio de la grabación de este disco, han pasado más de 3 años y medio y sigue creciendo. La responsabilidad de transmitir el alma en cada canción de la manera más directa y emocionalmente posible han sido las causantes de su bloqueo mental. Al contrario de las actuaciones en vivo, la permanencia de las voces en un álbum ha atemorizado a la autora. Es por esto que la cantante estuvo un año alejada de la música, para reflexionar y poder perfeccionar sus melodías. Una vez que volvió al estudio, remodeló todos los elementos del mismo para obtener la máxima calidad disponible. Está segura que podrá acabar este proyecto antes de fin de año, por lo que parece ser que tendremos que esperar un poco más para escuchar su característica voz.

¡Compártelo!