The Royal Flash & Delorentos | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

The Royal Flash & Delorentos

(Anglo)Petardazos rockemocionales

Concepto Bibolo

Fecha Juernes 21 febrero 2019

Ciudad y sala Madrid Sala El sol

Promotor 3 notes management

Texto Pablo De Serna

Fotografìas Ninguna, no nos dieron photopass, que conste en acta

The royal flash

Los alcalaínos, tirando de un frontman muy participativo y con cierto aire físico al bajista de Novedades Carminha, patentizaron un filorockabilly muy bien entendido. Multitrazas de buen rock siempre aderezadas de actitud y flipante y cremosona conexión con el público.

La segunda tonada que se marcaron fuè la energizante Rollercoaster, perteneciente a su reciente Modern youth affairs.

Sin parar ni un instante de destilar un power rock progresivo límpido, en su cuarto corte nos deleitarìan con Criminal love; más adelante sería el turno de Revolution (temazo que abre su primigenio trabajo Physical ´n electrical) para acabar cerrando su bolazo con Here comes the hysteria.

En definitiva, otra muy buena banda, síntoma perfecto de la salud de roble de la que sigue gozando la música alternativa patria\el indi de `aquí`.

Delorentos

No sé si andarían comentando el Valencia Celtic de Glasgow, pero se andaron con demasiados retoques para empezar cuando ya tenían todos los instrumentos casi dispuestos desde antes que los enérgicos y energéticos Royal flash se llevaran al huerto a la inmensa mayoría del respetable.

A 4 micròfonos y como el güisqui Jameson, los dublineses tripledestilaron un buen poprock emocional y sentío claramente palpable a través de temas como la suprakaraokeizada Everybody else gets wet.

Banda sonora perfecta para los momentos màs bizcochitos de la magna Peaky blinders, arrojándose con canciones como Petardu, el cuarteto de Eire demostró y consiguió cabalgar con firmeza y elegancia por un pop filoépico y momentos de intimismo cremium muy agradecido.

Aunque no llegan a hacerlo como los Beach boys alternaron bastante bien las bivocalidades y bicefalias sónicosonoras, como `mis` adoradérrimos Alborotador gomasio.

Casi como no podía ser de otro modo Secret de cierre puso el broche de oro e incluso platino a otra buena noche de rock y melomanía en una de las salas más emblemáticas de Los madriles y del resto de la piel de toro.

¡Compártelo!