Satsangi | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Satsangi

Desde el nacimiento del rock en los 50, el género ha sido moldeado dando lugar a infinidad de subgéneros que abarcan un gran espectro. Dentro de este amplio abanico, Satsangi toma prestados muchos registros de diferentes épocas y texturas, lo cual es su principal baza para diferenciarse en la multitud. Aunque es cierto que esta banda de Coventry todavía pasa completamente desapercibida para el gran público, Satsangi posee ya tres discos a sus espaldas que les avalan.

Este grupo inglés se nutre de una amplia amalgama de sonidos cuyos principales ingredientes son altas dosis de psicodelia, trazas notables del movimiento grunge e incluso secciones de canciones muy cercanas al heavy metal. Todo ello sin dejar de lado las músicas del mundo, cuya presencia está justificada por el origen indio de su cantante, Sujatha Menon, a quien se la compara con frecuencia a voces femeninas como Sinéad O’Connor o Dolores O’Riordan por su potencia y protagonismo. Todo este eclecticismo resulta en una experiencia sonora muy divertida, refrescante y sorprendente, ya que Satsangi lo que parece querer demostrar es que todavía no está todo inventado en el viejo mundo del rock, buscando nuevas veredas que unan caminos a priori incompatibles.

En su último trabajo publicado en diciembre de 2018, You Saw Something, esta banda demuestra una madurez alcanzada a lo largo de su carrera, en la que ha dado definitivamente con la clave de su sonido, dando lugar a lo que es posiblemente su mejor álbum. En esta ocasión, Satsangi ha conseguido unir de manera coherente y fluida las muchas texturas de su registro, sorprendiendo al oyente canción tras canción. Destacan en este LP canciones como la homónima You Saw Something, Who Do You Love y Hallelujah pero el disco tiene muchos más rincones que es mejor dejar al oyente que descubra por sí mismo, ya que identificará muchísimas referencias inesperadas.

Dando un par de pasos hacia atrás en el catálogo del grupo, podemos atisbar las intenciones de Satsangi que explican el éxito de su tercer disco. Su debut, No Shoes in Satsang Hall sirvió como declaración de intenciones y demostración de músculo a base de guitarras y ritmos contundentes pero también se desmarcaron del cauce del rock clásico con muchos elementos étnicos. A pesar de su segundo disco, que no puede competir en calidad con la opera prima y el neonato, esta banda inglesa ha conseguido algo no tan fácil de lograr: en este último disco, han conseguido alcanzar su propio sonido mediante un potaje bien mezclado de músicas dispares.

 

¡Compártelo!